Edición Impresa

Una discusión abierta entre los dirigentes

Uno de los sectores políticos que se diferenció de la ley que regula y promueve la constitución y funcionamiento de los centros de estudiantes fue el PRO, que a nivel nacional lidera Mauricio Macri.

Domingo 13 de Abril de 2014

Uno de los sectores políticos que se diferenció de la ley que regula y promueve la constitución y funcionamiento de los centros de estudiantes fue el PRO, que a nivel nacional lidera Mauricio Macri.

Para el diputado provincial Federico Angelini, "al colegio se debe ir a estudiar y no a hacer política". "Los chicos que hoy están en la escuela y deseen organizarse, están habilitados para hacerlo, pero que el Estado obligue a las instituciones a aceptar este tipo de organizaciones no es bueno. El rol del colegio secundario es preparar a los chicos para lo que viene", dice el legislador macrista.

En contraposición, el diputado provincial Eduardo Toniolli sostiene que prohibir a los jóvenes conformar un organismo gremial "es un despropósito".

"El macrismo tiene una mirada de la escuela como un lugar frío y no como un espacio para desarrollar prácticas participativas. La ley permitirá la formación del alumno", describe Toniolli.

Marcelo Pastorino procura otorgar una mirada pedagógica. Docente de historia del colegio San José y de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Pastorino asegura que esta propuesta puede derivar en una profunda politización de las escuelas.

"Crear centros de estudiantes es meter la política en los establecimientos, y corremos el riesgo de que suceda lo mismo que en el colegio Nacional de Buenos Aires". Según Pastorino, primero hay que centrarse en la educación para que luego esos mismos jóvenes sean buenos dirigentes políticos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario