Edición Impresa

Una banda de piratas del asfalto fue apresada en un campo de Totoras

Departamento Belgrano. Detuvieron a cuatro hombres oriundos del norte bonaerense y al dueño del terreno que al parecer usaban como base de operaciones.  

Jueves 10 de Enero de 2013

Cuatro miembros de una presunta banda de piratas del asfalto fueron detenidos en un campo cercano a la ciudad de Totoras, cuyo propietario también fue arrestado. Los sospechosos fueron apresados cuando salían en dos autos, probablemente para cometer algún atraco en la zona. Uno de ellos logró huir en uno de los vehículos que terminó incendiado tras una mala maniobra y fue detenido horas más tarde cuando se presentó en un hospital. Los cinco detenidos están a disposición del juez de Instrucción en feria de Rosario Alejandro Negroni.

El procedimiento, en el que se incautaron varias armas y elementos de comunicación (ver aparte), fue realizado el lunes a la noche por personal de la Unidad Regional III de policía del departamento Belgrano, con colaboración de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE). La presunta banda era investigada desde abril pasado a partir de un robo con privación de la libertad ocurrido en la autopista Rosario-Córdoba, en jurisdicción de Armstrong.

Emboscado. Aquel robo ocurrió la noche del 14 de abril pasado cuando un camionero oriundo de Camilo Aldao bajó a la autopista desde la ruta 15 —proveniente de Cruz Alta— hacia el lado de Rosario. En un momento detuvo su camión Scania cargado con soja para limpiar el mate y entonces fue amenazado por ladrones que se desplazaban en una camioneta.

El chofer fue maniatado y luego de transitar unos kilómetros en la cucheta del rodado lo metieron en otro vehículo para finalmente abandonarlo en unos pastizales cercanos al cruce de la rutas 9 con la 91 que conduce a Bustinza. El camionero hizo dedo y llegó a una estación de servicios de Cañada de Gómez. Hasta ayer el Scania seguía sin aparecer.

La investigación de ese robo recayó en la Agrupación de Unidades Especiales (AUE) de la Unidad Regional III, que logró establecer que los ladrones utilizarían un campo de la zona rural de Totoras como base de operaciones.

Cerrojo. Con esa información, el pasado lunes a la noche los investigadores iniciaron una vigilia frente a un campo en inmediaciones del cruce de las rutas 34 y 91.

"Presumíamos que los miembros de esta banda iban a reunirse allí para ir a perpetrar un golpe y pedimos colaboración a la TOE para detenerlos. Alrededor de las 23.15 llegaron al lugar, pero como no teníamos orden de allanamiento no podíamos ingresar, así que esperamos hasta que salieran", sostuvo la titular de la AUE del departamento Belgrano, comisario Valeria Mujica.

En ese marco, pasada la medianoche salieron del campo dos vehículos: un Renault Megane y un Chrysler Neon. Los tres ocupantes del primer vehículo se entregaron sin oponer resistencia. Pero el conductor del Chrysler intentó evadirse.

"Aceleró y pude ver cómo se nos venía encima a gran velocidad. Pudo hacer varios metros pero enseguida mordió una alcantarilla y vimos cómo el auto voló, tumbó y comenzó a incendiarse", relató Mujica. El conductor logró escapar, pero horas más tarde pudo ser arrestado cuando se presentó en un hospital de la zona para que le realizaran curaciones por las quemaduras sufridas.

Antecedentes. Así fueron detenidos cuatro hombres de entre 34 y 42 años oriundos de distintas localidades del norte bonaerense de cuyas identidades sólo se suministraron las iniciales: D.M.S., D.A.G., C.M.R. y G.S.D. Los cuatro quedaron imputados de robo calificado, privación ilegítima de la libertad y asociación ilícita y dos de ellos también por portación ilegal de arma de guerra. Según fuentes del caso, todos tienen antecedentes delictivos.

Al día siguiente también fue apresado un hombre de 78 años dueño del campo donde se presume que esta banda tenía montada su base de operaciones. "Al parecer utilizaban este campo, con consentimiento de su propietario, para reunirse antes de salir a cometer los robos y también para repartir los botines", indicó Mujica respecto de la propiedad que fue allanada ayer y en la cual se encontraron elementos que suelen emplearse en hechos de piratería.

Por esta razón, la investigación apunta ahora a establecer si esta banda fue responsable de otros hechos similares en la zona.

"No se descarta que hayan cometido otros robos en las rutas. Y no sólo de camiones cerealeros sino de cualquier tipo de productos", sostuvo la fuente consultada.

Los cinco detenidos permanecían ayer detenidos a disposición del juez de Instrucción Nº 15 en feria de los Tribunales de Rosario, Alejandro Negroni.

Un inhibidor de señales

Fuentes allegadas a la investigación indicaron que en poder de uno de los ocupantes del Renault Megane se incautó un revólver calibre 38 con seis cartuchos intactos.

Asimismo, dentro del auto había 20 cartuchos calibre 38 y once de 9 milímetros, así como tres teléfonos móviles, aparatos de Nextel, chips para habilitar líneas de telefonía celular, un inhibidor de señales con cuatro antenas (se utilizan para que no se pueda detectar el uso de teléfonos y para burlar el rastreo satelital de los camiones) y documentación de interés para la causa.

Por otra parte, a un costado del Chrysler Neon incendiado la policía halló dos armas de fuego 9 milímetros (una de ellas con la numeración suprimida), una vaina servida y un cargador con cartuchos. En tanto que en el interior del vehículo encontraron una escopeta calibre 12 y un celular, ambos elementos severamente dañados por el fuego.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario