Edición Impresa

Una auditoría investigará la muerte de un agente municipal en Casilda

La resolución tomó estado público al ser leída al cierre de una nutrida movilización realizada en la cuidad para pedir por el esclarecimiento del fatídico caso que aún conmueve a la comunidad.

Sábado 07 de Diciembre de 2013

La Municipalidad de Casilda aceptó el reclamo gremial de llevar adelante una investigación dirigida por profesionales externos al municipio por la muerte del empleado Leopoldo Zavala, quien perdió la vida hace poco menos de un mes en un accidente laboral.

   La resolución tomó estado público al ser leída al cierre de una nutrida movilización realizada en la cuidad para pedir por el esclarecimiento del fatídico caso que aún conmueve a la comunidad.

   La tarea tendrá como director al abogado rosarino Oscar Incicco mientras que la letrada, María Florencia Leguizamón, se desempeñará como instructora sumariante.

    La decisión tranquiliza al Sindicato de Trabajadores Municipales de Casilda que, a instancias de una asamblea, había solicitado al municipio que modificara su decisión inicial de hacer un sumario interno a través de la asesoría legal y, en su lugar, abriera una investigación conducida por profesionales ajenos a su órbita, lo que fue satisfecho. Cabe aclarar que independiente a las referidas acciones el caso también está en manos de la Justicia.
  
Marcha. Familiares, amigos, compañeros de trabajo y vecinos marcharon por las calles de la ciudad para exigir el esclarecimiento del episodio y rindieron homenaje a la memoria del trabajador fallecido, quien tenía 32 años cuando murió tras caer y quedar atrapado dentro del tractor con el que realizaba tareas de desmalezamiento a la vera del Canal Candelaria, en la zona de 25 de Mayo y La Rioja.

   Centenares de manifestantes se concentraron en el lugar de la tragedia para luego marchar hacia el corralón municipal, donde Zavala prestaba servicio, y culminar el recorrido en la Plaza de los Mástiles, donde se realizó un acto al que se sumó el intendente Juan Carlos Bacalini y su secretario de Gobierno Fernando Ingaglio. La movilización se desarrolló en un clima de respetuoso silencio que sólo se vio interrumpido por aplausos en honor al trabajador.

    Tras la lectura de la resolución por la cual el Ejecutivo municipal dispone la puesta en marcha de la reclamada investigación “externa” para determinar si hubo o no responsabilidades sobre lo sucedido, el padre de Leopaldo, Luis Zavala, quien también es empleado municipal, agradeció el acompañamiento y luego de rescatar que “se haya abierto la investigación para que se sepa cuál fue la causa de la muerte” de su hijo aseguró que ira “hasta las últimas consecuencias”. “Nadie —concluyó— me va a devolver a Leopoldo con todo esto, pero seguro que nos está mirando desde el cielo y nos va ayudar”.

   Por su parte la secretaria de Prensa del gremio municipal, Paulina Fortunasio, renovó el compromiso de acompañamiento a la familia del empelado fallecido y de “lucha” por el esclarecimiento de “este hecho que nos trasciende a todos”, dijo.

    A su tuno el titular del gremio, Walter Britos, recordó a Leopoldo como un trabajador esmerado en capacitarse y que solía plantear su “preocupación por los empleados precarizados, como él también estuvo hasta ser incorporado a planta permanente, debido al peligro que se ven expuestos” al salir a la calle para cumplir con su trabajo.

    Muchos creen que la muerte de Leopoldo no será en vano y marcará un antes y un después en materia de condiciones de trabajo así como de capacitación laboral, supervisiones y organización en la cadena de mandos, algo que el gremio viene demandando desde hace tiempo. En ese sentido uno de los indicadores es la puesta en vigencia del comité mixto de seguridad e higiene para lo cual el gremio convocó a elecciones de delegados entre ayer y hoy.

    Britos denunció que “quisieron desunir y romper esta marcha pero las ganas y el entusiasmo de movilizarnos para que este caso se esclarezca fue más fuerte”.

    Por su parte Matías Zavala conmovió con su corto y contundente mensaje al recordar que “Leopoldo siempre quería ser el mejor y se esmeraba por progresar. Ahora (que murió), al que le corresponda poner los huevos sobre la mesa que lo haga. Esto no es joda; a nosotros se nos fue un hermano y mis viejos están destrozados”, remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS