Edición Impresa

Un verdadero cuartetazo

Los méritos de Belgrano fueron disciplina táctica, oportunismo y contundencia frente a un visitante que llegó alicaído, impreciso y, por momentos, desconcentrado.  

Domingo 07 de Diciembre de 2014

Belgrano armó una fiesta para el cierre del campeonato y sometió de principio a fin a un Independiente extrañamente endeble que pudo recibir una goleada aún mayor a la sufrida. Para tomar una buena dimensión de lo que el partido, bien cabe apuntar que el Pirata se impuso por 4 a 0 y la figura del Rojo fue su arquero Diego Rodríguez.

Julio Furch hizo tres goles y el otro fue de Fernando Márquez.

Los méritos de Belgrano fueron disciplina táctica, oportunismo y contundencia frente a un visitante que llegó alicaído, impreciso y, por momentos, desconcentrado.

A los 11 comenzó el show de Furch, que repitió a los 34’ y a los 80’. Fue indescifrable para una defensa que casi siempre quedó a contramano.

Es que la impericia de Independiente en ataque repercutió en el fondo.

Los delanteros perdieron muy rápido la pelota en la mayoría de los ataques y cada contra de Belgrano era una puñalada.

Belgrano tuvo su noche, Furch la suya e Independiente, que no quería perderse la fiesta, puso un cotillón de errores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario