Edición Impresa

Un seleccionado de lujo de músicos rosarinos rinde tributo a los Beatles

Litto Nebbia, Rubén Goldín, Fabián Gallardo, Gonzalo Aloras y Coki Debernardi recrearán temas de los Fab Four en un escenario montado en Oroño y Güemes, al aire libre y gratis.

Viernes 05 de Diciembre de 2014

Un cumpleaños, una reunión de amigos o un tributo. La excusa siempre es buena cuando se trata de las canciones de los Beatles. Litto Nebbia, Rubén Goldín, Fabián Gallardo, Gonzalo Aloras y Coki Debernardi, acompañados por la banda San Telmo Lounge, tocarán esta noche, a partir de las 21, en un escenario montado en Bv. Oroño y Güemes, al aire libre y gratis, para festejar el segundo aniversario de Beatlesmemo, el pub temático dedicado a la historia de los Cuatro de Liverpool. Este verdadero seleccionado de músicos rosarinos versionará clásicos y gemas no tan conocidas de los Fab Four, fieles a sus recuerdos y sus raíces como artistas y también para destacar la vigencia de una obra inigualable.

La primera etapa, la del armado del recital, fue tal vez la más trabajosa. Todos coincidieron en que es "muy difícil" elegir temas de los Beatles, pero puestos a seleccionar la lista quedó muy equilibrada. Coki va a versionar "Helter Skelter" y "Can't Buy Me Love", dos temas que se adaptan muy bien a su estilo rockero y directo. Gallardo eligió la gran balada "The Long And Winding Road" y "I Will"; Gonzalo Aloras hizo lo propio con dos temas del "Album Blanco" —"Martha My Dear" y "While My Guitar Gently Weeps"—, y Goldín se medirá con otro clásico de George Harrison, "Something", y el enérgico "Revolution". Litto Nebbia, que cierra el show, prefirió dedicarse a la primera etapa del grupo, con canciones como "If I Fell", "You Can't Do That", "Ask Me Why", "I Don't Wanna To Spoil The Party" y "Nowhere Man". Los músicos se irán cruzando en sus sets y después se juntarán en un final con grandes clásicos.

"Yo estoy con un poco de miedo", confesó Goldín entre risas. "Va a salir todo muy bien, pero para mí es una responsabilidad mayor cantar en inglés, no podés sanatear. Además son temas muy escuchados, hay gente que se sabe hasta los mínimos arreglos", agregó. Para todos estos músicos, los Beatles son sinónimo de iniciación y descubrimiento. Gallardo recuerda cuando compró el "Album Blanco", que lo maravilló ya desde la simpleza de la tapa, y Goldín no pudo olvidar cómo lo impactó el lado B de "Abbey Road", que compró cuando tenía 15 años. Nebbia, un contemporáneo de los Fab Four, relató su primer encuentro con la banda, marcado a fuego por las traducciones argentinas de la época: "Cuando yo tenía 13 años llegó a una disquería de Rosario un simple de difusión que decía «Gracias nena» y «Para ti», por «Los Grillos». El que lo publicó jamás imaginó que ese grupo se iba a hacer famoso con su verdadero nombre sin traducir. Poco tiempo después se escuchaba el estallido de la beatlemanía en todo el mundo", recordó.

El ex líder de Los Gatos adora todos los discos de los Beatles, pero rescata especialmente los tres primeros: "Please Please Me", "With The Beatles" y "A Hard Day's Night". "Son los más originales, los más frescos y espontáneos. Creo que durante estos tres discos el grupo estaba en su apogeo, en el momento de mayor precisión", aseguró. Coki y Aloras, en cambio, apuntan a la era más psicodélica. "Me pasé mucho tiempo escuchando el «Sgt. Pepper's» porque leía las letras, miraba la tapa y no podía creerlo. Siempre le encuentro algo nuevo, hasta hoy", dijo Debernardi. Gallardo y Goldín van más adelante y rescatan los últimos años de John, Paul, George y Ringo, cuando se volvieron más "complicados". "Si tuviera que elegir un disco para llevarme a una isla desierta ese sería el «Album Blanco»", apuntó el autor de "Sueño de Valeriana".

¿Cuál es el secreto? La obra de los Beatles sigue estando presente en nuestra vida cotidiana más de 40 años después de la disolución del grupo, y continúa siendo tan inspiradora e influyente como siempre. ¿Cuál es el secreto? "Sus canciones soportan ser tocadas con una guitarra española, con un grupo de rock, con una orquesta sinfónica o con un grupo de tango. Además tienen una discografía muy pareja, es una carrera muy rica en todas sus etapas, y eso es raro en una banda de rock", sostuvo Gallardo. "La música de los Beatles está en casi todos los grupos de rock que me gustan", dijo por su parte Coki. "Lo fui descubriendo en las armonías de los coros, en las líneas de guitarra, en la rebeldía de John, la experimentación de Paul y en la inmensa alma musical de Harrison, que es el que más me gusta de todos", reconoció. Para Litto Nebbia, "los Beatles eran originales, tenían carisma y autenticidad. Lo que pasa con ellos ya pasó con Carlos Gardel o los hermanos Marx, y pasará con Frank Sinatra, Tom Jobim y pila de artistas increíbles", opinó.

En la visión de Aloras, "hay una cuestión de marketing que sigue funcionando, porque las compañías reeditan continuamente el material y sigue habiendo merchandising. Pero la clave está en la composición. Los Beatles son los mejores compositores de música popular en el sentido clásico. A nivel letra, melodías y acordes, en las cuestiones centrales de la composición, ellos se destacaron por sobre el resto. Hay bandas que son superclásicas, como The Who, pero su impronta pasa por una cuestión de sonido, de guitarra eléctrica, por cuestiones más periféricas. Los Beatles tenían tres compositores dentro de la banda, y además estaba la figura de George Martin como productor, un tipo que venía de la música erudita y que aportaba mucho a esa maquinaria compositiva", se explayó. Goldín, por su lado, lo analizó desde las nuevas generaciones. "Mi hija de trece años escucha a Avril Lavigne, a One Direction y también pone «Abbey Road». Y mi hijo de ocho me hace preguntas sobre John Lennon. Yo no les dije a mis hijos que escuchen a los Beatles, ellos solos ponen los discos. Y eso pasa porque son canciones que tienen alma, que realmente te atraviesan", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario