Edición Impresa

Un robo a mano armada en un colectivo actualizó viejos reclamos

El hecho se produjo a plena luz del día en la línea interurbana Las Rosas que cubre el trayecto Rosario-Funes. Los conductores piden mayor seguridad y un sistema alternativo de cobro, aunque reconocen que es de difícil implementación.  

Miércoles 03 de Julio de 2013

Un robo a mano armada protagonizado ayer sobre un colectivo interurbano de la empresa Las Rosas generó pánico entre los pasajeros y actualizó un viejo reclamo de los choferes, no sólo por más seguridad en las unidades, sino también por un sistema de cobro alternativo que saque el dinero de arriba de los colectivos. Algo que, no obstante, sería mucho más difícil de implementar que en el transporte urbano.

El hecho ocurrió ayer, alrededor de las 16, cuando una pareja —un muchacho y una chica— subió a un colectivo de Las Rosas que hace el trayecto entre la plaza Sarmiento de Rosario y Funes para asaltar al chofer, el que intentó resistirse y fue amenazado de muerte. El episodio provocó gran conmoción entre los pasajeros, que se arrojaron al suelo para cubrirse de eventuales disparos. Finalmente, los ladrones se apoderaron de la recaudación y escaparon.

La unidad que había partido de la miniterminal de plaza Sarmiento y circulaba por calle Santa Fe. Según indicó a LaCapital una pasajera, todavía conmovida por el incidente, la pareja subió en la zona de la terminal de ómnibus Mariano Moreno. La chica fingió estar descompuesta y por esto el chofer, en un acto de cortesía, decidió no cobrarle el pasaje.

Mayúscula fue la sorpresa cuando la pareja, tras sentarse en el primer asiento y a unas cinco cuadras de haber emprendido el viaje, se puso de pie amenazando al chofer, mientras el muchacho mostraba y sacudía el arma al aire con ampulosos ademanes. Los asaltantes apuntaron directamente contra el conductor, que intentó resistirse. Frente a esa negativa, los sujetos se pusieron muy nerviosos. "Uno revoleaba el arma y teníamos pánico de que en cualquier momento saliera un tiro", contó la testigo que habló con este diario.

Finalmente, luego de proferir varias amenazas, los delincuentes se apoderaron del dinero, obligaron al chofer a detenerse y escaparon.

Los pasajeros quedaron conmovidos por la violencia de los asaltantes, los que estaban "sacados" y todo el tiempo apuntaron con sus armas contra el conductor. "Por suerte no nos robaron ni nos lastimaron", dijo la testigo.

Más seguridad. Desde hace tiempo se escucha a los choferes de Monticas y Las Rosas quejarse por los hechos de inseguridad y plantear la necesidad de establecer un sistema de cobro alternativo. La Unión Tranviarios Automotor (UTA) y las autoridades provinciales del área han conversado en numerosas ocasiones sobre el tema sin poder avanzar mayormente.

Sobre esta cuestión, Manuel Cornejo, titular de UTA, indicó a este diario que una de las principales dificultades que se presentan para eliminar el manejo de dinero en este tipo de servicios es que "se trata de lo que los compañeros denominan servicios «tranquera a tranquera»". Según el gremialista, esa modalidad se observa en este tipo de viajes y está marcada por una informalidad consentida en la que los pasajeros, especialmente en las zonas rurales, ascienden a las unidades en paradas no oficiales, cubren trayectos no previstos y descienden en donde lo necesiten con el consentimiento de los choferes y de las propias empresas, lo que dificulta la implementación de un sistema como el de tarjetas.

El reclamo de los choferes se hizo sentir en otras ocasiones. El 24 de junio, la Asociación de Obreros del Transporte Automotor, un gremio minoritario del sector, denunció el robo, por esos días, a dos conductores de Monticas, uno en Brasil y Córdoba y el otro en Santa Fe y Alvear, en Rosario. En ambos casos, eran dos sujetos los delincuentes, y los atracos fueron a mano armada.

Alberto Montenegro, secretario general de ese gremio, asegura que la ley nacional de transporte 2.254 a la cual Santa Fe está adherida, reza que los conductores de corta, interurbana y media distancia no pueden realizar tareas de expendio y cobro de boletos". Y gremio pide que se retire el dinero de arriba de los colectivos "para la seguridad de los compañeros".

En tanto, y con respecto a los hechos de ayer por la tarde, Cornejo descartó que por el momento se realice medida de fuerza alguna, pero señaló que iban a continuar los contactos con autoridades y empresarios para buscar soluciones.

Sobre llovido...

Sobre llovido, mojado. Como corolario de un viaje complicado, el colecitvo que sufrió el asalto se descompuso al llegar a la parada 9 de Funes, y todos los pasajeros tuvieron que bajarse y esperar hasta que pasara el siguiente. Otro problema que sufren los usuarios de este servicio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS