Edición Impresa

Un reglamento de otra época

El Estado de Bienestar no se construye con prohibiciones, amenazas y consignas pueriles".

Viernes 10 de Abril de 2015

“La Capital” (20/3/2015): “En el Normal N° 2 no dejan entrar a mujeres con bebés o en shorts”. Esta prohibición parte de que algunas mamás, que cursaban el profesorado tuvieron que dejar de estudiar porque embarazadas, estuvieron un tiempo fuera de la escuela y desearon reiniciar, y una de ellas fue con su pequeño de 18 meses. No la dejaron hacer el trámite de inscripción porque está prohibido ir con niños y/o en shorts. Esto podría parecer una nota de otra época ya pasada, donde la mujer embarazada y muy jovencita, sin marido, tenía un hijo, y era descalificada por la sociedad. En la escuela hay un letrero “dirigido a los estudiantes que dice que a la escuela le gustan mucho los chicos, pero las madres estudiantes no pueden ingresar con ellos”. Es tan aberrante este letrero que me da vergüenza ajena. Nos pasamos la vida dando clase sobre cómo los jóvenes deben estudiar, los que interrumpieron los estudios, deben volver a las aulas y terminar lo que empezaron y no terminaron. El Estado paga para que terminen sus estudios, y una escuela con funcionarios de cuarta, no permiten reinscribirse a chicas con bebés y en shorts. Cada escuela debería ser un modelo que atraiga el mayor número de alumnos que se fueron por distintos motivos. Estos funcionarios, deben estar contra de la educación, disfrazados de personas de estricta alta moral. No permitir un trámite para que se inscriba una mujer porque vino con su bebé y en short, es discriminación pura. Si me dicen que fue con un vestido transparente, digo que está fuera de lugar, y le digo que no es para lucirlo en una escuela, y que se cambie. Este tipo de discriminación, que lo hace gente preparada, de nivel académico, que da la orden, y no razonan lo que significa para nuestras jóvenes que quieren seguir estudiando, es incalificable. Destruir la voluntad de estudiar es uno de los peores actos, que dibujan a la persona autoritaria, que pretenden destruir lo mejor del ser humano, estudiar para ser mejores personas. Desconocen que  desde el año 2004, se implementó un Programa de Equidad Educativa, que beca y acompaña a las alumnas que son madres o están embarazadas para que terminen la secundaria. Pero no todo está mal, hay escuelas, con sistemas destacables para las mamás y sus bebés, que incorporan salas donde reciben a los bebés y sus mamás les pueden dar de mamar. Desde ya, este sistema ideal, que tendría que ser general, le falta mucho. El ideal es que en las escuelas, en las fábricas, existieran lugares donde la mamá dejara a su bebé, estuviera cuidado por personal apto, y que la mamá lo alimentara como debe ser. Sera una utopía, pero pienso, yo no lo veré, que la mentalidad de los que mandan llegue a cambiar, y se den cuenta que las naciones líderes, cuidan a sus hijos desde que nacen, en alimentación, educación y en el amor de sus padres. Tendrán ciudadanos de primera clase, buena gente. Dios proteja a nuestra República y a su pueblo.

Carlos A. Borisenko
DNI 4.340.294

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario