Edición Impresa

Un rally en silla de ruedas por el centro para mostrar los problemas de accesibilidad

“El transporte es donde encontramos las mayores dificultades”, aseguró Claudio Halcovich, presidente de la ONG Sin Barreras, encargada de llevar a cabo la recorrida simbólica.

Sábado 14 de Marzo de 2015

Movilizados en sus sillas de ruedas, los miembros de la organización Sin Barreras mostraron una vez más los problemas de accesibilidad que padecen a diario en el área central de la ciudad. Se trató de la tercera edición del rally, una recorrida que llevan adelante en el marco de la Semana de la Accesibilidad, y que este año puso el foco en el transporte público.

No sólo volvieron a exigir una flota de colectivos accesibles en un ciento por ciento del cara al nuevo sistema, sino que además reclamaron pequeñas mejoras para los próximos meses, como pasamanos de colores visibles para personas con discapacidad visual y mejora en la señalización de las unidades. “El transporte es donde encontramos las mayores dificultades”, aseguró Claudio Halcovich, presidente de la ONG.

   Con un enorme cartón que simulaba ser un colectivo, los integrantes de la organización y sus familiares salieron de la esquina de San Luis y Corrientes hasta la primera parada, en la plaza Montenegro (San Luis y San Martín) reclamando a través de un megáfono “un transporte accesible para todos y todas”.

   “Este año es decisivo para el nuevo pliego de transporte y nos preocupa que se siguen presentando nuevas unidades, todas cero kilómetro, pero todas con cero accesibilidad”, explicó Halcovich, y planteó que actualmente sufren “gravísimos problemas para trasladarse, ya que del total de la flota de colectivos, apenas un 30 por ciento son unidades de pisos bajos y rampas a las que puede subir una persona en silla de ruedas, a lo que se suman también los problemas de frecuencia”.

   Por eso, en las paradas de transporte de las plazas Sarmiento, desde donde partieron, y Montenegro repartieron stickers e invitaron a los rosarinos a subirse a su colectivo de utilería, gratuito y accesible para todos.

Señalización. Más allá de las exigencias para el nuevo pliego de transporte, que ya fueron planteadas la semana pasada en una reunión en el Concejo Municipal, también apuntaron reclamos que esperan que el Ente de Transporte Rosario (ETR) “solucione en el corto plazo”, indicó Claudio Donatti.

   Se trata sobre todo de mejorar la señalización de los colectivos, tanto en el frente, mejorando la iluminación del espacio que indica la línea, como en la señal que indica que se trata de un colectivo accesible para discapacitados. Y a eso sumó el pedido de que los pasamanos de las unidades sean de color verde claro y no negros, para que de ese modo puedan ser vistos por las personas con disminución visual.

   “Esos son problemas que venimos planteando hace rato y nos dicen que los van a tener en cuenta, pero después pasa que los cambios no se hacen”, planteó Donatti, e incluso consideró que “se trata de pequeñas modificaciones que no deberían demorar más de 90 o 120 días”.

Recorrido. El recorrido por el centro continuó hasta calle Buenos Aires. Allí doblaron para poder llegar hasta el Palacio Municipal, donde entregaron un petitorio con sus reclamos y además sumaron otros, como la falta de rampas en muchas esquinas.

   “Además de que muchas están mal hechas, es necesario que se coloquen dos zócalos plásticos, uno donde la rampa comienza y otro donde termina, para evitar de esa manera que los autos se estacionen sobre la rampa y obstruyan el paso”, advirtió Donatti.

   El rally siguió por Santa Fe hasta San Martín, y desde allí hasta la esquina de las peatonales. Allí, frente al local de McDonald’s, festejaron, con mucha ironía, que la casa de comidas rápidas construyó un baño accesible en la planta baja del local, tras décadas de reclamos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario