Edición Impresa

Un punto teñido de rojo y negro

Lanús e Independiente empataron sin goles en el sur del Gran Buenos Aires y Newell's es otra vez el único líder del Final

Lunes 13 de Mayo de 2013

Lanús e Independiente jugaron para Newell's. Involuntariamente, por supuesto, pero beneficiaron al equipo del Tata que quedó como único líder del torneo Final a seis fechas del cierre. Ni a los Granates ni a los Rojos les sirvió el empate. El equipo de los Barros Schelotto era levemente superior en la primera media hora, pero a los 29' se produjo una contingencia del juego que cambió el desarrollo: se fue expulsado Pizarro por una entrada fuerte sobre un costado al paraguayo Morel Rodríguez. Por protestar airadamente, también debió irse a los vestuarios el Mellizo Guillermo.

Independiente intentó adueñarse del juego, pero su pobre presente se vio cruelmente reflejado en la cancha. No tuvo ideas ni argumentos para someter al único invicto que tiene el torneo Final.

Es más, Lanús retomó el control del juego en el complemento aunque no tuvo profundidad.

En medio de un desarrollo más parecido a un bodrio que a un partido de fútbol, la más clara la tuvo Independiente a 6' minutos del pitazo final: Marchesín le sacó al córner un mano a mano al paraguayo Fernández que intentó tocársela por arriba. Por entonces, Independiente también jugaba con 10 por la expulsión de Tula (doble amarilla) a los 31'.

Independiente no pudo repetir, ni cerca las últimas dos actuaciones que le permitieron sumar dos triunfos vitales en la lucha por quedarse en primera y Lanús volvió a dejar más cosas en la columna del debe que en la del haber. Newell's, eternamente agradecido y con la punta como trofeo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS