Edición Impresa

Un punto que dolió por la debilidad del rival

Era una oportunidad atractiva. Venía Quilmes, con la soga del promedio apretándole el cuello y con Caruso Lombardi sin poder hacer reaccionar a su plantel.

Domingo 30 de Marzo de 2014

Por ambiciones, por expectativas y por una elemental cuestión de diferencias de peso específico, a Newell’s sólo le servía un triunfo. Todo lo demás, colaboraba muy poco en su loable lucha por seguir encaramado en el lote de los protagonistas. Así, desde esa perspectiva, y teniendo en cuenta la fatídica escena de cierre del cotejo, con Ríos robando dos puntos en el corazón del Parque Independencia, el empate en uno no conforma para nada.

   Era una oportunidad atractiva. Venía Quilmes, con la soga del promedio apretándole el cuello y con Caruso Lombardi sin poder hacer reaccionar a su plantel.

Lo de la visita fue demasiado débil. Y ante esa levedad, Newell’s no pudo establecer un gesto contundente. Fue su principal falla.

   Con la unidad de ayer, el conjunto rojinegro quedó a cuatro de Colón, que visita hoy a Arsenal y está en condiciones de extender su ventaja. Parece una distancia considerable, si bien todavía resta jugar un trecho largo de este campeonato. Además, en el medio hay muchos rivales pugnando por los mismos objetivos.

   Lo malo es que ayer Newell’s desperdició una muy buena chance. Y justo en la previa de una serie importante de cotejos: River y Central, por el torneo, y Atlético Nacional de Medellín, por la definición de la fase de grupos de la Libertadores. Por eso, el empate dolió y sumó muy poco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS