Edición Impresa

Un plan para reducir el hacinamiento en comisarías

Es en respuesta al hábeas corpus colectivo presentado por el defensor general. Módulos de fibrocemento en vez de celdas.

Jueves 17 de Abril de 2014

El Ministerio de Seguridad provincial presentó una propuesta para reducir el hacinamiento de presos en dependencias policiales mediante la creación de 150 nuevas plazas en comisarías con terreno disponible en Rosario y alrededores. El plan consiste en la edificación de módulos nuevos de hormigón armado en un plazo de 120 días y fue detallado ayer por el secretario de Seguridad Pública, Matías Drivet, en una audiencia judicial a partir del hábeas corpus correctivo y colectivo presentado en favor de 1.300 internos por el defensor general, Gabriel Ganón.

El defensor general había solicitado mejoras en varios rubros tras un relevamiento de las condiciones de detención en dependencias policiales realizado en enero pasado. Entonces comprobó hacinamiento, infraestructura deficiente, falta de atención de la salud y mala alimentación de los internos.

Dos semanas atrás, en una primera audiencia oral y pública, el gobierno fue emplazado a realizar un relevamiento de las condiciones de salud de los presos y a presentar un informe con propuestas para revertir el problema. El ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, no acudió ayer la cita y ahora deberá responder por escrito un pliego de 37 preguntas antes del 30 de abril.

Módulos transitorios. En representación del ministro acudió Drivet, quien presentó el denominado "plan de contingencia" para sortear el crónico problema del hacinamiento en celdas policiales. El informe quedó a estudio de las partes, que una vez que el ministro responda al cuestionario volverán a encontrarse en una tercera audiencia.

La principal propuesta que expuso Drivet consiste en la construcción de módulos transitorios de detención para agregar 150 nuevas plazas al sistema. Se trata de estructuras de hormigón armado provistas con camas, comedor, baños, duchas y mobiliario carcelario. Está previsto levantarlas en seccionales que cuenten con espacio libre y estarían listas en un plazo de 120 días. Resta resolver el modo de contratación, que se hará mediante los parámetros de la ley de emergencia en seguridad.

Los módulos constan de 82 metros cuadrados con capacidad para 12 personas o de 112 metros cuadrados con espacio para 16. Se emplazarán en terrenos de las comisarías 5ª, 10ª y 16ª de Rosario; en otras seis de zonas aledañas —las seccionales 22ª, 23ª, 26ª, 27ª, 28ª y 31ª— y en las subcomisarías 4ª, 17ª, 8ª y 18ª. Con este programa,se espera depurar en un plazo de 120 días las celdas de las seccionales 6ª, 15ª, 30ª, 30ª y sub 21ª.

Al plan de contigencia sumó la realización de arreglos puntuales en 22 seccionales donde se liberarán de efectos secuestrados los patios, se reemplazarán chapas de puertas y ventanas por enrejados que dejen pasar luz y aire y se incorporarán aireadores eólicos en 45 días.

Viandas para todos. Para mejorar la alimentación, Drivet planteó la contratación de un sistema de viandas para internos y policías que funcionará como plan piloto en cinco comisarías y que en un mes será evaluado para incorporarlo a otras seccionales donde hoy se entrega de alimentos crudos al personal.

Por último, detalló el convenio firmado con el Ministerio de Salud para realizar un relevamiento de las condiciones de salud de los presos y brindarles asistencia médica.

Tras la presentación, el defensor regional Gustavo Franceschetti recordó que el hábeas corpus no sólo pretende mejorar las condiciones de detención sino también fijar un cupo de plazas y que se revise la situación de la "gran cantidad de detenciones que se derivan desde el Poder Judicial". Al término de la presentación, la jueza Roxana Bernardelli dispuso que se fije fecha para un nuevo encuentro mientras se analiza la propuesta de la provincia.

Penitenciarios

El la audiencia se anunció que en el segundo semestre del año está previsto concretar el traspaso de la alcaidía de Jefatura a la esfera del Servicio Penitenciario. Para eso resta terminar la construcción del pabellón C. En tanto, se prevé que al asumir el personal penitenciario las funciones administrativas se cubran desde la Unidad de Riccheri y Zeballos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario