Edición Impresa

Un nene de un año murió al incendiarse una casa en Villada

El trágico episodio registrado el jueves al mediodía conmovió a esta pequeña comunidad del departamento Caseros, situada a 100 kilómetros de Rosario.

Sábado 08 de Noviembre de 2014

Un niño de sólo un año y medio murió a causa de un incendio desatado en una vivienda ubicada en San Elías 238 de la localidad de Villada, mientras jugaba con su hermanito y una prima que lograron escapar y salvar sus vidas de milagro. El trágico episodio registrado el jueves al mediodía conmovió a esta pequeña comunidad del departamento Caseros, situada a 100 kilómetros de Rosario.

    Aunque se desconocen los resultados, ayer Bomberos Zapadores de Rosario llevaron adelante, por pedido de la fiscalía interviniente, una serie de pericias para intentar determinar las hasta ahora ignoradas causas del luctuoso siniestro. La tragedia ocurrió en el interior de un “galponcito” del patio de la casa que funcionaba como depósito y en el cual se encontraban colchones, plásticos y cajones de madera entre otros materiales inflamables que al arder convirtieron al lugar en un verdadero infierno.

   Su hermanito de 4 años y su prima de 5 pudieron salir en medio de las llamas pero Santino Damián Aguirre quedó atrapado sin poder ser rescatado, pese a los desesperados intentos luego de que los sobrevivientes avisaran lo sucedido y pidieran ayuda a familiares que se encontraban dentro de la casa. Pero el destino ya estaba echado.

   Al no contar la localidad con cuartel propio, fueron convocados para controlar la crítica situación los bomberos voluntarios de la vecina ciudad de Firmat, distante a 12 kilómetros, y también intervino personal de la comisaría de Villada.
  
Imposible. “Lamentablemente no se pudo hacer nada para salvar al nene, cuyo cuerpo recién se pudo retirar del galponcito siniestrado una vez sofocado el fuego”, indicaron ayer a La Capital fuentes cercanas a la investigación.

   El domicilio donde se registró la tragedia pertenece a los abuelos maternos del chico fallecido, quienes, según trascendió, se encontraban al momento del accidente en el interior de la casa con su hija y progenitora del menor, sin imaginar que sucedería tamaña fatalidad.

   El caso está en manos del Fiscal del Ministerio Público de la Acusación de Melincué, Matías Merlo, quien también estuvo trabajando en el lugar del hecho y dispuso, entre otras medidas, trasladar el cuerpito del pequeño a la morgue de Venado Tuerto para su correspondiente autopsia.

   Santino hacía apenas unos meses que estaba residiendo en Villada con su familia que anteriormente vivía en Chabás y cuyo padre es un policía que presta servicio en la bonaerense.
  La noticia corrió como reguero de pólvora y enlutó a los vecinos de esta comunidad donde las familias se conocen y sienten el dolor ajeno como propio, más aún en un caso de estas características cuya víctima es un niño.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario