Edición Impresa

Un muchacho ligado a la banda Los Monos se desvinculó de dos imputaciones

Jorge Emanuel Chamorro declaró ante el juez Pérez de Urrechu por el ataque a tiros contra dos mujeres y el crimen de Diego "Tarta" Demarre cometido el lunes 27 de mayo.

Sábado 21 de Diciembre de 2013

"Ema" Chamorro, uno de los jóvenes al que se le atribuye un rol jerárquico en la asociación ilícita que investiga el juez de Instrucción Juan Carlos Vienna y que se conoce popularmente como "la causa de Los Monos", volvió a declarar ayer en los Tribunales. Esta vez fue ante el juez de Instrucción Guillermo Pérez Urrechu, quien lo requería por dos causas. Una en la que está imputado de haber participado junto al también detenido Angel Emanuel Villa, alias "Pibu" o "Tibu", de una ataque contra dos mujeres en jurisdicción de la seccional 4ª el 1º de agosto de 2012. El otro hecho que se le achaca es haber brindado la información que posibilitó que Diego "Tarta" Demarre fuera asesinado el mediodía del lunes 27 de mayo pasado en bulevar Seguí y Maipú. En ambas causas el muchacho se abstuvo de declarar.

El miércoles Jorge Emanuel Chamorro, de 24 años, desfiló por el juzgado de Pérez de Urrechu pero en carácter de víctima. Es que el lunes 16 de enero de 2012 el pibe recibió un balazo en el abdomen en un hecho por demás de confuso. Ayer repitió ante el juez lo que ya le había adelantado a la policía. Que circulaba con su moto y que no recordaba mucho de lo que había sucedió. Según fuentes tribunalicias, dijo que le "pidieron la moto", aunque más adelante habló de "un sólo ladrón, que se paró adelante" y al que no reconoció. Chamorro vive en la zona de Esmeralda al 1800, donde a principios de junio los pesquisas lo buscaron sin éxito.

El martes el juez Vienna ya lo había indagado bajo los cargos de estar implicado en una cadena de delitos violentos que se atribuyen a la banda de Los Monos, de la que según la investigación él forma parte, y entre los que se mencionan portación de arma de fuego, homicidios, homicidios calificados, lesiones, extorsiones, amenazas, daños, cohecho, encubrimiento y tráfico de estupefacientes. "Soy inocente. Niego los hechos por los que me acusan. Creo que todo está armado por la policía. No voy a contestar preguntas", dijo Chamorro ante Vienna.

Vendedor de drogas. En el organigrama que la Justicia armó de la banda de Los Monos, investigada por el juez Juan Carlos Vienna a partir del homicidio de Martín "Fantasma" Paz, "Ema" Chamorro ocupa un lugar en el item "soldaditos, sicarios y vendedores". Según la pesquisa se lo considera junto a Leandro "Gordo" Vilches y Angel "Pibu" Villa, encargado de distintos puntos de venta de droga en los barrios Saladillo, Tablada y La Lata. Hoy los tres están detenidos. Primero cayó Villa, luego Vilches y el lunes Chamorro, quien estuvo siete meses prófugo hasta que agentes de la División Judicial de la Unidad Regional II lo atrapó el lunes a las 19 cuando bajaba de un Honda Civic bordó para visitar a su novia en Oroño y 24 de septiembre. Un mes atrás, el 19 de noviembre, había sido detectado a dos cuadras de la terminal de ómnibus, en Cafferata al 900, y en esa oportunidad Chamorro aseguró su huida a balazos.

Los casos por los que Ema fue indagado por el juez Pérez de Urrechu estuvieron signados por el uso de armas. El primero ocurrió el miércoles 1º de agosto de 2012 en jurisdicción de la seccional 4ª cuando dos mujeres resultaron baleadas en sus piernas. Una sufrió una herida en la rodillla derecha y la otra un balazo en la izquierda. Las víctimas apuntaron a dos hombres que las atacaron desde una Ford EcoSport negra con vidrios polarizados. Para la acusación, los que agredieron a las mujeres fueron "Ema" Chamorro y "Pibu" Villa. El otro, el crimen de "Tarta" Demarre, ocurrió el 27 de mayo pasado. Fue el día después del asesinato de Claudio "Pájaro" Cantero, líder de la banda de Los Monos. A Chamorro se le adjudica haber proporcionado información para que los sicarios ubicaran a Demarre, que había salido de Tribunales tras declarar en la causa por el crimen de Cantero ya que era dueño del boliche frente al cual ocurridó el homicidio. Entonces fue seguido y acribillado en Maipú y Seguí, a metros de su casa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS