Edición Impresa

Un jubilado fue hallado muerto y calcinado en su casa de zona sur

Un jubilado de 65 años fue hallado muerto y con su cuerpo quemado en una casa del barrio Las Heras. Hasta anoche los investigadores policiales no habían determinado si se trató de una...

Viernes 17 de Enero de 2014

Un jubilado de 65 años fue hallado muerto y con su cuerpo quemado en una casa del barrio Las Heras. Hasta anoche los investigadores policiales no habían determinado si se trató de una muerte provocada o accidental originada por el fuego. Sin embargo, algunos vecinos aseguraron que el hombre fallecido fue asesinado por un hombre que estaba en la vivienda cuando ocurrió el hecho.

Miguel Eduardo Silva tenía 65 años y vivía en una propiedad ubicada en pasaje Medici 4779, en una barriada humilde con casas de material que se levanta en la zona sur de la ciudad.

El cuerpo sin vida de pensionado fue descubierto, cerca de las 6 de ayer, por un vecino cuando pasó frente a la vivienda de ladrillos visto y advirtió una densa humareda.

"Mi papá fue a la cochera y vio que salía mucho humo. Entonces, como la puerta estaba cerrada, la derribó de una patada. En ese momento, un tipo salió corriendo de la casa", contó una adolescente del barrio.

Sorprendido, este vecino ingresó a la casa y vio el cuerpo de Silva envuelto en una frazada y tirado en una de las habitaciones de la vivienda.

Especulaciones. Sin embargo, al cierre de esta edición, según voceros consultados en la comisaría 11ª, todavía no se había determinado si se trataba de una muerte violenta. "Hay que esperar el resultado de la autopsia", señalaron.

Ayer al mediodía el cadáver de Silva permanecía en el interior de la propiedad porque el vehículo de la mortera no había llegado. Un policía estaba apostado en la puerta de la vivienda mientras un grupo de pibes que se habían arremolinado en la calle comentaban lo que había ocurrido.

Algunos de estos chicos señalaban que a Silva lo habían matado y apuntaban a un hombre que hacía una semana se había instalado en la casa de la víctima. "Estaban borrachos porque ya venían tomando desde ayer (por el miércoles). El hombre (en alusión a Silva) se durmió y entonces el que estaba con él le robó la plata, lo quemó y se fue", comentó un chico, mientras otro especulaba con el agresor le había prendido fuego a la víctima para "borrar las huellas".

Sin embargo, para los efectivos de la comisaría 11ª, hasta anoche el relato de los vecinos no eran más que especulaciones a raíz de que todavía no había evidencias para afirmar que estaban frente a un homicidio.

Los vecinos también brindaron algunos rasgos físicos del presunto agresor. "El tipo no es del barrio. Tiene canas y tatuajes en los brazos", indicaron.

Precariedad. En este sentido, una fuente policial indicó que el cadáver de Silva fue encontrado boca arriba, con los brazos extendidos, en una de las dos habitaciones de la propiedad. "Tenía carbonizados los brazos, la espalda, parte de la cabeza y las piernas", explicó el vocero consultado.

Además el portavoz policial señaló que Silva vivía en condiciones de precariedad. "La casa —describió— estaba abandonada. Tiene una cocina, un comedor, un baño, dos habitaciones y un patio. En la pieza donde lo encontraron hay una cama de dos plazas, un ropero vacío, una mesita de luz y un televisor".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS