Edición Impresa

Un joven y sus amigos cuentan cómo disolvieron "el gremio de los pelados"

Un gesto inolvidable. Hace un año Leo estaba en tratamiento de quimioterapia y sus compañeros del barrio y del colegio se raparon con él para apoyarlo.  

Domingo 10 de Noviembre de 2013

Tiene los mismos amigos que el año pasado, pero ahora todos lucen el pelo más largo. El dato no es frívolo, es la más seria señal de cómo le cambió la vida a Leonardo Juárez, de 19 años, quien por esta época, hace apenas un año, estaba haciéndose quimioterapia y sus amigos se raparon junto a él para "hacerle el aguante". LaCapital volvió a entrevistar a todos esta semana: posaron en la misma casa y en La República, el mismo barrio de zona oeste. Leo está bien de salud y la mejor muestra de ello es la disolución de lo que supieron llamar "el gremio de los pelados".

"El otro día le quería contar a alguien qué había tenido y ni me acordaba el nombre de la enfermedad (Mal de Hodgkin). Fue un momento difícil, pero estoy bien, me ayudó una banda contar con el cariño de ellos y de mi familia. Es fundamental para salir adelante", dijo Leo frente a seis de sus amigos.

El 14 de octubre de 2012 este diario publicó la historia de Leo y el gesto solidario de su grupo. Fueron tapa y también formaron parte de Los Destacados de La Capital. En esa oportunidad estaban cursando el 5º año, 2ª división del Instituto Zona Oeste. Todos de clase media, que se conocían del barrio, el colegio o de jugar al fútbol. Se acababan de pasar la maquinita con filo Nº 1 en un asado y prometían repetir la acción para la graduación. Lo hicieron ese 13 de diciembre de 2012 y fue la última vez.

Ahora están en otra: estudian, trabajan, estudian y trabajan o indagan por dónde encarar la vida de adultos. La mayoría tiene novia, son hinchas de distintos clubes, a algunos les gusta el rock y a otros la cumbia, pero nada impide que se sigan viendo.

De hecho, por estos días se juntaron más de una vez: una fue para celebrar el cumpleaños 19 de Leo en su casa. La otra fue también en la casa de Leo y por esta nota. Cuando se enteraron que se los convocaba a un año de finalizado el tratamiento de su amigo dijeron que "sí".

Acudieron a la cita algunos que ya habían estado el año pasado y se sumaron otros. Pablo, Franco, Agustín, Eric, Juan y Enrique. La mayoría de 19 y sólo Eric, de 21: ninguno dudó en raparse el año pasado ni en poner la cara en esta oportunidad. "Lo volveríamos a hacer", dijo Franco.

Contaron que tras salir en el diario fueron entrevistados por varios medios, se colgó la nota en la escuela y los llamaron familiares y amigos para felicitarlos. Y el gesto se replicó en otros lugares (ver aparte).

Y Leo, también recibió un llamado curioso. "Un médico de una vecina de mi edad me pidió que hablara con ella porque también estaba enferma, pero muy enojada y bajoneada".

—¿Qué le dijiste?

—Lo mismo que me habían dicho a mí. Que había que poner huevos, bueno... ovarios; que se podía salir adelante con un poco de garra y corazón, con los afectos. No hay otra.

Y quien lo vio a Leo y lo ve ahora no tiene dudas de eso que aseguró. Cuando aún le faltaban dos sesiones de quimioterapia, Leo tenía seis kilos menos.

"Bajó diez en total. Pero ahora los subió a todos y más. Está muy bien. Con mi marido le pusimos un quiosco: así que trabaja", dijo, Daniela, la mamá.

También en ese momento Leo tenía un listado de proyectos. Algunos los cumplió. Había dicho que quería sacar el registro de conductor: lo logró. Que quería graduarse y viajar a Tanti (Córdoba) de vacaciones: hizo ambas cosas. Que iba a estudiar la carrera de martillero: empezó, y dejó. Y que quería cumplir dos años de noviazgo con Laura, su chica. En diciembre cumplirán tres.

Tras las fotos en plena calle y a la vista de algunos vecinos, Leo vuelve con sus amigos a las charlas y las bromas de siempre. Ya está: hablar de los momentos duros que pasaron, todos juntos, ya fue. No más rapadas colectivas, no más gremio de los pelados. Para estos amigos, la vida, este año, pasa por otros tantos lados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS