Edición Impresa

Un joven detenido por el fatal ataque a una combi con hinchas de Newell's

A una semana de un doble crimen en la zona sur. Tiene 20 años y en su casa la policía secuestró camisetas de Rosario Central pero no el arma asesina. Buscan a su hermano.

Domingo 22 de Diciembre de 2013

Seis días después del demencial ataque a balazos contra un utilitario que transportaba hacia Buenos Aires a un grupo de hinchas de Newell's Old Boys, hecho que terminó con la muerte de dos hombres y una mujer y una niña heridas, la policía rosarina detuvo a un pibe de 20 años con antecedentes penales como sospechoso de haber participado en el atentado. José Antonio G., conocido como "Coco", fue apresado en una vivienda de Doctor Riva al 2100 con una orden de allanamiento del juez de Instrucción Alejandro Negroni. En la casa se incautaron dos motos, una de ellas similar a la usada en el ataque, varias camisetas de Rosario Central y dos cargadores de pistola calibre 9 milímetros de 25 proyectiles cada uno. Su hermano, quien también es buscado en el marco de la investigación, está prófugo.

No es la primera vez que José Antonio G. es mencionado en una crónica policial. El 5 de noviembre pasado el muchacho recibió dos balazos en el tórax cuando circulaba en una moto junto a su primo, Wilson Benavídez, de 15 años, quien murió tras recibir un balazo en la cabeza y otro en la espalda (ver aparte).

Altercado original. El domingo pasado Newell's Old Boys cerró su participación en el torneo Inicial de fútbol empatando 2 a 2 con Lanús en el Coloso del Parque. Los hinchas leprosos de la peña "Vieja Amelia", de la provincia de Buenos Aires, llegaron hasta Rosario como lo hacían cada vez que los rojinegros jugaban en casa. Al finalizar el encuentro se agruparon a la salida de la cancha y emprendieron el regreso en un utilitario Mercedes Benz Sprinter. Tomaron bulevar Oroño hacia el sur y se sumaron a una caravana con otros vehículos llenos de hinchas.

Según fuentes allegadas a la pesquisa en manos del juez de Instrucción Alejandro Negroni y la fiscal Lucía Aráoz, a la altura de bulevar Oroño y Jorge Cura los simpatizantes que viajaban en la Mercedes Benz tuvieron un altercado con un motociclista que lucía la camiseta de Rosario Central. Sobre el tenor del altercado hay distintas versiones aunque lo concreto es que para el motociclista la afrenta fue determinante. Con su orgullo herido salió del lugar y fue a buscar apoyo con poder de fuego para vengar el incidente.

Las fuentes indicaron que la congestión del tránsito hizo que en muchos segmentos del bulevar el utilitario debiera circular casi a paso de hombre. Veinte cuadras más adelante, cuando el vehículo estaba por llegar a la intersección con Lamadrid, una moto enduro color roja y negra los sobrepasó. Luego giró en "U" y al mejor estilo de los sicarios emprendió en contramano contra la Mercedes Benz mientras el acompañante descargaba balas calibre 9 milímetros contra el frente del utilitario.

Víctimas. El chofer del vehículo, José Leonardo Boladian, de 34 años y oriundo de Grand Bourg (provincia de Buenos Aires); y Walter Palacios, de 39 años e hincha rojinegro residente en la localidad bonaerense de Ramos Mejía, recibieron el fuerte de la descarga. Boladian murió en el lugar y Palacios ingreso sin vida al Heca. En la escena del crimen se recolectaron 11 vainas servidas, número compatible con la cantidad de perforaciones que quedaron en el auto.

En tanto Solange Palacios, de 29 años, médica pediatra y hermana de Walter, recibió un balazo en el hombro izquierdo. La mujer viajaba en el asiento delantero del utilitario, entre las dos víctimas fatales. En tanto Lelia R., de 9 años, sólo fue herida por el roce de un proyectil que le provocó la fractura expuesta de un dedo de la mano y una herida en el mentón. Ambas recibieron el alta médica poco después y viajaron a Buenos Aires, donde una comisión de la Sección Homicidios de la policía rosarina les tomó declaración el jueves.

Llamados anónimos. Enmarcar este ataque a balazos con una disputa violenta entre hinchas de los dos cuadros más populares de la ciudad es simplificar peligrosamente la cuestión. El ataque sufrido por el utilitario parece estar ligado a la violencia en las calles que este año hizo trepar el número de homicidios más allá de los 250. "Este ataque tiene que ver con la violencia que hay en la calle y con una forma de dirimir los conflictos. El que disparó contra la combi demoró menos de cinco minutos en ir a buscar un arma para tomar venganza", explicó un vocero.

Con el crimen consumado, un dato comenzó a orientar la pesquisa. Una hora después del ataque, un llamado anónimo al 911 dio pistas claras de quienes habían sido los agresores. Con ese dato efectivos de la Agrupación Unidades Especiales (AUE) al mando del comisario Guillermo Morgans realizaron un rastrillaje a lo largo de las 21 cuadras, de ambas manos, entre el inicio del conflicto y su desenlace. Buscaron testimonios y cámaras que les permitieran reconstruir lo sucedido. Así la investigación se concentró en un radio cercano a la escena del crimen. Y más aún cuando el miércoles, otro llamado anónimo, esta vez a la comisaría 18ª, dio más pistas sobre los agresores. Así se llegó al día de ayer, cuando efectivos de AUE realizaron siete allanamientos en dos cuadras de la villa Moreno: Doctor Riva al 2100 y Moreno al 3900. En el primero de ellos detuvieron a José Antonio G., quien tiene prontuario abierto engrosado con siete antecedentes que van desde las lesiones, las tentativas de robo y los robos calificados cometidos en los últimos tres años.

Al momento de ser detenido llevaba puesta una casaca alternativa del Barcelona y con el apellido "Messi" y "la 10" en su espalda. De su casa se llevaron varias camisetas de Central (tres clásicas a bastones y una trucha color azul), dos cargadores calibre 9 milímetros de 25 proyectiles cada uno, un CPU, una notebook, celulares y dos motos marca Motomel. Una de ellas, una Motomel CX 150 Skua roja y negra con una calco en su tanque que reza "Jesús te ama", es similar a la descripta por los testigos como la usada en el atentado. La pistola utilizada en el ataque no fue encontrada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS