Edición Impresa

Un joven de 21 años se resistió a un atraco y murió apuñalado

Cristian Sánchez tomaba una gaseosa con un primo en una esquina de barrio Godoy cuando fue abordado por tres delincuentes.

Miércoles 26 de Febrero de 2014

Un joven de 21 años murió luego de recibir una puñalada en el pecho en un aparente intento de asalto ocurrido la noche del lunes en el barrio Godoy, en el extremo sudoeste de la ciudad. Según fuentes allegadas a la investigación, Cristian Adrián Sánchez se encontraba con un primo adolescente que lo llevó malherido hasta la casa de un familiar desde donde fue trasladado en un taxi hasta el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, donde finalmente falleció minutos más tarde, a la 0.20 de ayer.

De acuerdo con los datos con los que contaban hasta anoche los investigadores, alrededor de las 23 del lunes Cristian se encontraba con su primo Luciano, de 17 años, tomando una gaseosa en el cruce de la avenida Rivarola y Anderson.

En este sentido, si bien una versión indicaba que estaban en una plazoleta ubicada a mitad de cuadra y a escasos metros de la comisaría 32ª, algunos vecinos señalaron que en realidad los jóvenes estaban a unos 30 metros de ese lugar, en la puerta de un centro de salud situado en la mencionada esquina donde también suelen reunirse grupos de jóvenes del barrio.

Encapuchados. En este marco los voceros consultados contaban hasta ayer con la declaración preliminar del primo del muchacho apuñalado, que relató que estaban tomando una gaseosa cuando aparecieron tres hombres —al parecer jóvenes— con sus rostros cubiertos por lo cual en principio no pudo aportar sus descripciones.

Según el relato inicial del adolescente, al menos dos de estos tres hombres estaban armados con cuchillos y los amenazaron para robarles.

En este sentido, Luciano contó que él y su primo se resistieron al robo, lo cual originó un forcejeo. En ese marco uno de los asaltantes hirió a Cristian de una puñalada en el pecho.

"Uno de ellos lastimó a mi primo y ahí se ve que se asustaron y los tres se fueron corriendo por la avenida Rivarola", dijo a la policía el testigo.

En taxi. Según los voceros consultados, el adolescente llevó a su primo malherido hasta su casa en inmediaciones de Irurtia y Ricardo Lagos, a unas siete cuadras de donde ocurrió el ataque. Al respecto, una versión indicaba ayer que en el camino los jóvenes pararon un taxi que los llevó hasta el Heca pero fuentes vinculadas con el caso señalaron que alcanzaron a llegar a la casa y allí, a raíz de la gravedad de la herida sufrida por Cristian, decidieron llamar un taxi para trasladarlo al hospital.

Lo cierto es que Cristian ingresó al Clemente Alvarez alrededor de las 23.30 y falleció a las 0.20.

Trabajador. "Le quisieron robar y le dieron una puñalada. No sabemos nada más", relataba ayer visiblemente conmocionada Paola, una tía del muchacho asesinado, en declaraciones a medios televisivos.

La mujer sostuvo que Cristian era "un pibe muy bueno, trabajaba y nada más. Trabajaba para su hijito —agregó la mujer entre lágrimas— trabajaba con su mamá. Venía del trabajo, comía y se iba a trabajar de nuevo. No iba a bailar ni nada, a nadie le hacía daño. No sé nada más que eso".

El homicidio de Cristian Sánchez es investigado por el fiscal de homicidios dolosos en turno Ademar Bianchini, quien ayer estaba a la espera de los resultados de pericias criminalísticas realizadas en la zona y del resto de las actuaciones de la comisaría 32ª de barrio Godoy.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS