Edición Impresa

Un informe oficial reveló que en los búnkers de droga sólo trabajaban niños

Colombo volvió a reclamar al Ejecutivo provincial la creación de una Agencia de Trata de Niños, Niñas y Adolescentes que también atienda los casos de chicos encontrados en los puntos de venta de drogas.

Sábado 26 de Abril de 2014

“Los adolescentes están en una situación de vulneración de derechos muy grave y esa vulneración no es una cuestión seguridad”. La preocupación fue planteada por el representante de Unicef Argentina, Andrés Franco, durante la presentación del Informe 2013 del Observatorio de los Derechos de la Niñez y Adolescencia de la provincia, y también refrendada por la defensora de Niños, Niñas y Adolescentes de Santa Fe, Analía Colombo, al reflexionar sobre políticas globales de seguridad y de lucha contra el narcotráfico. “Lo único que encontraron en los allanamientos de búnkers de drogas en la provincia fueron niños”, recalcó la funcionaria.

   Colombo volvió a reclamar al Ejecutivo provincial la creación de una Agencia de Trata de Niños, Niñas y Adolescentes que también atienda los casos de chicos encontrados en los puntos de venta de drogas.

“Esos niños tienen que ir a la Agencia de Trata y no ser tratados como delincuentes, porque son víctimas del sistema y necesitan que el Estado los atienda y cuide”, afirmó.

   El documento elaborado a lo largo del año pasado fue entregado ayer al gobernador Antonio Bonfatti y a los ministros del Gabinete Social.

Las más de 300 páginas, que el gobernador valoró como “una gran herramienta”, volvieron a mostrar que el 50% de los jóvenes de la provincia abandona la escuela secundaria, pero también que la principal causa de muerte por causas externas en los adolescentes santafesinos en 2010 y 2011 fueron los homicidios.

En 2013, 40 chicos murieron víctimas de homicidios, 22 de ellos en Rosario.

Víctimas. Además de valorar el informe como “un mapa que le permitirá al Estado focalizar, hacer esfuerzos adicionales y asignar presupuestos adicionales para incluir a los chicos que se van sumando”, el representante de Unicef insistió la situación de los adolescentes inmersos en la redes de comercialización de drogas.

En tal sentido, dijo que esos jóvenes son “víctimas de la explotación por parte de los adultos”. Y planteó que “si se permite que la discusión sobre seguridad empañe la de vulneración de derechos de estos jóvenes, no los vamos a recuperar”.

   En ese punto, la titular de la defensoría acompañó el planteo e hizo un llamado de atención sobre la presencia y el tratamiento de los chicos encontrados por las fuerzas de seguridad en los puntos de venta de drogas.

“En septiembre de 2013 ya hicimos la propuesta para que a todo niño o adolescente encontrado en un búnker se le dé el tratamiento de víctimas de trata a través de la creación de una Agencia Provincial de Trata Niños y Niñas, y que sea tratado como víctima y no como delincuente”, recordó Colombo.

   Si bien ya la Corte Suprema de Justicia provincial emitió una instrucción en ese sentido, Colombo reclamó al Ejecutivo avanzar en la creación de la agencia. “Esos chicos deben ir a la escuela, estar con su familia, y necesitan que el Estado los cuide y los atienda, y que sea el adulto el que vaya preso”, afirmó.

Deserción escolar. Para el representante de Unicef, en tanto, el abandono de la escuela es un dato fundamental. “Hay demasiados chicos que dejan el secundario y que sólo tienen interacción con el Estado alrededor de un problema”, planteó Franco, y detalló que por fuera de la escuela “sólo se produce ese vínculo con el Estado cuando las fuerzas de seguridad irrumpen en los búnkers o con la Justicia Penal Juvenil, dos sitios donde no queremos ver a los chicos”.

Más protección. El dato que fue valorado como positivo es que el 70 por ciento del gasto social de la provincia se destina a la infancia y adolescencia, que representa el 30% de la población. Sin embargo, tanto Franco como Colombo plantearon la necesidad “de un fortalecimiento de las áreas de protección”.

   “Más del 70 por ciento de ese gasto social orientado a los niños y niñas es a través de Educación, una pata que es fundamental, pero falta en protección”, explicó la defensora, y detalló que “estos chicos necesitan ir a la escuela, pero también hay niños en situación de calle, sin cuidados parentales, adolescentes en conflicto con la ley, y allí se deben reforzar los programas”.

   Sólo como ejemplo, indicó que en la provincia hay 467 chicos sin cuidados parentales y pese a que la ley de protección y promoción integral de la niñez va hacia la desinstitucionalización de esos niños, 366 siguen estando alojados en instituciones.
“Esa sola es una prueba de que el programa de Familias Solidarias requiere de muchos más recursos”, insistió la defensora de Niños, Niñas y Adolescentes de la provincia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario