Edición Impresa

Un incendio destruyó en San Jorge la planta industrial que elabora la marca Paty

Ocurrió ayer a las 2.10 y afortunadamente no hubo víctimas humanas pero sí daños de proporciones. Trabajaron 16 dotaciones de bomberos de diez localidades de la zona.

Sábado 31 de Agosto de 2013

Un incendio de significativas proporciones afectó el depósito de envases de la planta San Jorge de la firma Quickfood (BRF), la productora de las hamburguesas marca Paty, entre otros productos, y destruyó totalmente la edificación y el material que contenía en su interior, principalmente envases de cartón.

   En el siniestro, ocurrido a las 2.10 de ayer, no hubo víctimas ni lesionados, pero sí grandes pérdidas materiales.

   El depósito de elementos de embalaje se incendió por razones aún no establecidas, aunque se sospecha que un desperfecto eléctrico pudo ocasionar el siniestro. “Afortunadamente no se produjeron accidentes personales. La oportuna respuesta de las distintas dotaciones de bomberos de la zona permitió un control efectivo de la situación”, expresó la firma a través de un comunicado de prensa.

   Precisamente, el incendio quedó restringido a un sector anexo al área productiva que contenía solamente insumos y materiales, motivo por el cual la operatividad de la planta no se vio afectada. “En este momento, la compañía continúa operando normalmente”, dijo el gerente del establecimiento de San Jorge, Osvaldo Vigil.
  
Operativo regional. En el lugar trabajaron 16 dotaciones de bomberos que aportaron una de las facetas a destacar sobre lo ocurrido. A pocos minutos de denunciado el incidente, en la Asociación de Bomberos Voluntarios local se montó un operativo regional que permitió evitar que el fuego se propague a otras dependencias del frigorífico y circunscribir el incendio en pocas horas.

   Hasta pasado el mediodía de ayer, los voluntarios de San Jorge, Sastre, El Trébol, Carlos Pellegrini, Las Petacas, María Susana, Cañada Rosquín, Las Parejas, Las Rosas y San Martín de las Escobas trabajaron para sofocar las llamas y ordenar los despojos y los escombros de la construcción colapsada. El jefe del cuerpo activo del cuartel local, Alberto Vallejos, indicó que alrededor de 16 dotaciones conformadas por unos 100 bomberos trabajaron para lograr controlar las llamas. Solo sufrieron por momentos algún contratiempo en el abastecimiento de agua, la que era suministrada por camiones cisterna que se proveían en las cavas de la planta potabilizadora municipal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS