Edición Impresa

Un hombre vio pasar al supuesto asesino de su hijo y lo hizo detener

Un joven de 22 años fue apresado ayer a la tarde como sospechoso del crimen de Iván Daniel Romano, un chico de 20 años asesinado en agosto pasado en el barrio Emaús.

Miércoles 30 de Abril de 2014

Un joven de 22 años fue apresado ayer a la tarde como sospechoso del crimen de Iván Daniel Romano, un chico de 20 años asesinado en agosto pasado en el barrio Emaús. Según fuentes policiales, el detenido fue sindicado por el padre de la víctima cuando lo vio circulando en una moto por la zona oeste de la ciudad. Luego de una breve persecución, Angel Brian C. fue detenido por efectivos del Comando Radioeléctrico.

De esta forma son tres los detenidos por el homicidio ocurrido el 25 de agosto ya que se encontraban presos y procesados el padre del chico arrestado ayer, y otro joven que habría aportado un arma que luego hizo desaparecer.

Pelea fatal. El homicidio de Iván Romano se desencadenó a partir de una pelea en el barrio Emaús. El chico de 20 años había ido a comprar bebidas a un quiosco ya que en su casa se celebraba un cumpleaños, pero al regresar unos adolescentes lo increparon y eso derivó en unapelea a golpes.

Iván ingresó a su casa pero sus contricantes prometieron volver. Según la investigación del juez Juan Andrés Donnola, momentos después comenzaron a caer piedras en los techos de la casa de Romano. También se escucharon disparos y gritos llamando a Iván para que saliera "si se la aguantaba". Los testimonios indicaron que algunos disparaban y otros les alcanzaban las armas. Iván cayó alcanzado por una bala en el abdomen y horas después murió en el hospital Centenario.

En ese marco, los testigos mencionaron a Manuel C., de 58 años y padre de algunos de los menores que participaron, como quien instigaba a disparar contra la casa de los Romano. Por ello fue procesado a fines de marzo. Al igual que Jonatan E., de 19 años, imputado de aportar el arma homicida que luego se la llevó del lugar.

En moto. En ese contexto, fuentes policiales señalaron ayer que en horas de la tarde José Romano, de 40 años y padre de Iván, detuvo el paso de un patrullero del Comando para decirle a los uniformados que había visto pasar al asesino de su hijo circulando en una moto Guerrero EconoPower.

Los efectivos salieron a buscar al sospechoso y lo alcanzaron en inmediaciones de Córdoba y Circunvalación. Allí, indicaron, Angel Brian C. abandonó el rodado e intentó huir a la carrera, pero fue apresado. La detención originó un incidente que culminó con varias personas demoradas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario