Edición Impresa

Un hombre se resistió a un asalto y lo mataron de tres balazos

Un hombre de 48 años fue ejecutado a balazos en una esquina del barrio Alvear luego de resistirse a un intento de robo perpetrado por dos motociclistas que, sin embargo, huyeron sin...

Jueves 16 de Enero de 2014

Un hombre de 48 años fue ejecutado a balazos en una esquina del barrio Alvear luego de resistirse a un intento de robo perpetrado por dos motociclistas que, sin embargo, huyeron sin concretar el atraco. El crimen ocurrió el martes a la noche y al cierre de esta edición los autores del ataque no habían sido localizados por la policía.

Según fuentes policiales, alrededor de las 21 del martes Luis Avelino Puchetta acudió con un amigo a un cajero automático de la sucursal del banco Credicoop ubicada en la esquina de Ovidio Lagos y bulevar Seguí. El hombre de 48 años retiró 150 pesos y se encaminó hacia su casa de Castellanos al 3900.

Según pudo reconstruir la pesquisa del crimen, Puchetta se dirigió con su amigo por Ovidio Lagos hacia el sur. Tomó por 24 de Septiembre hacia al oeste y así llegó a la intersección con Carrasco, tal como se llama la calle Riccheri a esa altura. Al parecer, Puchetta no advirtió que dos hombres que se movilizaban en una moto de 110 centímetros cúbicos habían seguido sus pasos hasta esa esquina donde en escasos minutos se desató la tragedia.

Forcejeo. Los dos hombres estaban en esa esquina cuando aparecieron en escena los motociclistas. Uno de ellos saltó del rodado con rapidez, encañonó a Puchetta y lo obligó a pararse contra la pared. "Dame la plata", le gritó. Pero Luis decidió resistir el atraco.

"Se trabó en lucha con el ladrón", explicó el vocero policial que reportó el testimonio del hombre que acompañaba a Puchetta. En medio del forcejeo, el asaltante pulsó el gatillo del arma que portaba, un revólver calibre 32. Entonces salieron disparados tres proyectiles que atravesaron la espalda de la víctima.

Puchetta se derrumbó malherido sobre la ochava sureste, frente a una bolsa negra con pasto. Un rato después una ambulancia del Sies llegó a la escena del hecho, pero el hombre ya había muerto a raíz de las heridas que le produjeron los tres tiros que le perforaron la zona dorsal izquierda.

Luego del ataque los asaltantes se marcharon sin llevarse nada. Poco después los efectivos de la comisaría 18ª encontraron un revólver calibre 32 con seis proyectiles percutados.

Heladeras. Según comentaban ayer en el barrio, Puchetta se ganaba la vida arreglando motores de heladeras y vivía en Castellanos al 3900. En la calle 24 de Septiembre, a unos cincuenta metros de donde ocurrió el asesinato, se levanta el templo evangélico Iglesia Cristiana de Rosario.

"En un primer momento pensé que el hombre volvía de hacer compras de Buenos Aires por la bolsa que estaba en la esquina (en realidad tenía pasto) y se la habían querido robar. Después comentaron que venía caminando con un amigo del cajero automático de Lagos y Seguí. Aparentemente lo venían siguiendo para robarle la plata", señaló una comerciante del lugar que no presenció la escena pero sí escuchó los disparos. "Pensé que eran cohetes", recordó.

El crimen de Puchetta es investigado por efectivos de la seccional 18ª y la sección Homicidios. Al cierre de esta edición, los investigadores policiales no tenían pistas que conduzcan a los autores del crimen por la ausencia de testigos que hayan presenciado el homicidio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS