Edición Impresa

Un grupo de capitales chilenos busca instalar una planta industrial en Rosario

La compañía destinaría 8 millones de dólares en una fábrica para producir plastificante derivado de la soja. Así se lo hicieron saber ayer al gobernador Antonio Bonfatti.

Sábado 08 de Febrero de 2014

Una compañía de capitales chilenos está interesada en invertir en Santa Fe, concretamente en la zona del Gran Rosario, en una planta para producir plastificante derivado de la soja.

Así se lo hicieron saber ayer al gobernador, Antonio Bonfatti, quien recibió al representante del grupo empresario chileno que manifestó su interés en instalar la fábrica en territorio santafesino.

El encuentro se desarrolló en el salón protocolar en Casa de Gobierno, en la ciudad de Santa Fe, y del mismo participaron Gonzalo Gazmuri, de Inversiones Gazmuri Ltda.; Francisco Carratelli y Sebastián Domínguez, abogado y contador del grupo, respectivamente; y Gustavo Sella, asistente técnico de la Subsecretaría de Gobierno y Reforma del Estado.

Gazmuri explicó que la inversión en una nueva planta (que podría instalarse en Rosario) "es para producir un plastificante que es derivado de la soja, y que en una primera etapa será distribuido en nuestras empresas de Chile y Brasil. La intención es instalar la planta en la provincia de Santa Fe para tener mejores costos logísticos y porque es una zona donde se produce la materia prima que nosotros usamos, que es la soja".

En este sentido, solicitaron "la cooperación del gobierno provincial para poder avanzar en el proyecto, porque necesitamos que esta planta comience a producir lo antes posible", explicó.

En una primera etapa, la inversión inicial sería de unos 8 millones de dólares. Gazmuri aclaró que "esta planta requiere básicamente mano de obra calificada, como ingenieros, técnicos, laboratoristas, etcétera", y destacó que generará mucha mano de obra "en el aspecto logístico, ya que en principio hablamos de mover una producción mensual de 2.000 toneladas", material que será exportado en su totalidad a las plantas que la empresa posee en Chile y Brasil.

"Encontramos una respuesta muy buena del gobernador. Nos vamos muy contentos y esperamos que esto se de lo más rápido posible", sostuvo Gazmuri.

El empresario comentó que la empresa "hace 30 años que fabrica plastificante sintético derivado del petróleo, somos la tercera empresa de Sudamérica en este rubro", y agregó que "el plastificante de soja hoy es una realidad y se está convirtiendo en una parte importante de nuestra gama de productos. En Chile no tenemos soja, y tenemos que venir a buscarla acá".

Finalmente, Gazmuri explicó que estos plastificantes que producen "son los que le dan flexibilidad al PVC y se utilizan para una gran cantidad de productos, como forros para cables eléctricos, pelotas de fútbol, juguetes, piscinas plásticas, zuelas de zapatos, botas de goma para el agua o uso industrial, bolsas de sangre, cobertores de camiones, lonas vinílicas, entre otros. La variedad de utilidad que tiene este producto es amplísima", concluyó.La industria química que tiene como insumo la soja o sus derivados comenzó a consolidarse lentamente en la región, donde está asentado el polo agroexportador oleaginoso más importante de América latina. La logística portuaria e industrial vinculada al procesamiento de la soja aportan una ventaja competitiva a las industrias de derivados.

Por caso, a fines del año pasado la compañía química alemana Evonik inauguró su planta de producción de catalizadores para la producción de biodiesel en Puerto General San Martín, que demandó al grupo una inversión de más de 30 millones de dólares. Esto le permitirá sustituir la totalidad de las importaciones que actualmente realiza la Argentina de este insumo básico para la industria de biocombustibles y al mismo tiempo, exportar a toda Sudamérica.

devaluación

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS