Edición Impresa

Un gran cachetazo para Boca

Olimpo lo goleó 3-0 en Bahía Blanca y desató un mar de críticas sobre el equipo xeneize y el ciclo de Carlos Bianchi.

Lunes 09 de Septiembre de 2013

Boca mostró su peor cara. Tuvo una actuación para olvido y sufrió anoche un duro golpe, tras ser goleado 3-0 por Olimpo, en Bahía Blanca. Martín Pérez Guedes, en dos oportunidades, a los 7' y a los 80' del segundo, y Agustín Vuletich, a los 69', marcaron los tantos de la victoria local. Con este traspié, el elenco xeneize quedó envuelto en fuertes críticas hacia el entrenador y el proceso que encabeza.

El aurinegro, que logró su primer triunfo del certamen, supo aprovechar cada una de las ventajas que dieron la defensa y el arquero visitante, de floja actuación.

Por su parte, Boca no pudo contar con Riquelme (lesionado), Gago y Orion (en la selección) y volvió a dar un paso atrás.

El volante Paulo Rosales (ex Newell's), que hacía su presentación en Bahía Blanca, se paró por izquierda y desde esa posición manejó a placer los hilos del partido.

Cuando se jugaban 7', Rosales lanzó al área, Burdisso despejó corto y Musto volvió a poner la pelota en el área, donde Pérez Guedes aprovechó para concretar el 1-0.

Luego, Boca logró emparejar el trámite, aunque no era claro en ataque.

En los primeros minutos del complemento, Tripodi se mostró inseguro en un par de salidas, que casi cuesta otro gol en contra.

Boca tuvo su única chance a los 55': Sánchez Miño impactó un tiro libre en el palo y el arquero Champagne impidió que el rebote, tomado por Ribair Rodríguez, sea el 1-1. No hubo más nada de la visita.

A los 69', Vuletich puso el 2-0, luego de un córner peinado en el primer palo por Musto.

Y a 10' del final, Pérez Guedes selló la goleada al mandar al fondo de la red una pelota peinada por Furios, luego de otro tiro libre de Rosales, el jugador más claro del partido.

Bianchi: “No estuvimos a la altura”

Esta vez, Carlos Bianchi aceptó sin rodeos la abultada derrota boquense en Bahía Blanca. Fue directo y dejó traslucir un esbozo de autocrítica. Y lo puso en pocas palabras. “No ponemos ninguna excusa. Este resultado no estaba en los planes. Ellos fueron contundentes y nosotros no, no hay otra explicación. La verdad es que es una derrota que duele, que tal vez podría haber sido diferente. En una cancha chica no estuvimos a la altura y en dos pelotas paradas definieron el partido. Nosotros no jugamos bien, no hicimos bien los deberes”, señaló el entrenador xeneize.

La valla más vencida

Boca y Racing son los equipos con más goles en contra en lo que va del torneo. Sufrieron 11 en 6 fechas. Al Xeneize le marcaron en todos los encuentros: 5 de local y 6 en condición de visitante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS