Edición Impresa

Un empate con imagen mejorada

Central igualó 0 a 0 ante Atlético de Rafaela. El equipo basó su funcionamiento en el orden.

Domingo 21 de Julio de 2013

De a poco Central va buscando la puesta a punto. Todavía con nombres que posiblemente no estén en el arranque si es que se concreta la llegada de los refuerzos que le den un salto de calidad al equipo, como pretende Russo. Pero afirmando una idea de juego. Y los 70 minutos de ayer frente Atlético de Rafaela mostraron una mejoría en relación a lo que fue el ensayo del miércoles ante Patronato, más allá del 0 a 0.

Todavía los músculos están duros, por eso el ojo analítico amerita ciertas contemplaciones. Tal vez por eso se rescata más lo que tiene que ver con la sobriedad del equipo de mitad de cancha hacia atrás que lo producido de mitad hacia delante, donde se vieron los puntos más flacos.

De todas formas, el equipo dejó una imagen más sólida. En eso fue clave la levantada de varias individualidades que potenció las sociedades. Donatti (terminó con una sobrecarga) esta vez se mostró más firme en la marca, sin distracciones, y bien secundado por Peppino. Unos metros más adelante, Nery Domínguez mostró una versión mejorada. Estuvo atento en la marca, criterioso en la distribución y fino en los cambios de frente.

De a ratos, Central se sintió cómodo con el trámite del partido, especialmente cuando decidió atacar por la banda derecha, donde Encina y Ferrari se potenciaron uno al otro. El Sapito encarando siempre y aguantando la trepada del Loncho, en lo que fue una constante en los primeros 35 minutos. Por eso Ferrari lo tuvo a los 27' después de entrar con pelota dominada (su remate quedó en poder del arquero Conde) y también Lagos, a los 31', luego de un centro cruzado del capitán canalla tras otra buena maniobra individual de Encina. Antes de eso, en el arco de Caranta sólo hubo un cabezazo de Federico González que se fue cerca del palo izquierdo.

Ya en los segundos 35' a los dos equipos les comenzó a jugar una mala pasada el cansancio. Fue cuando aparecieron algunas imprecisiones típicas de pretemporada. Coniglio, que esta vez fue utilizado desde el arranque por Russo junto a Antonio Medina, tuvo el gol a los 7' tras el desborde de Chucky. Fue tan clara como la que tuvo Lagos en sus pies a un minuto del final, cuando Conde voló para enviar la pelota al córner.

El orden fue lo que más conforme dejó a Russo y a la mayoría de los jugadores. Y el hecho de haber cometido menos errores que en el primer amistoso fue tomado como un progreso, sabiendo que hoy el objetivo pasa por amigarse cada vez más con la pelota.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS