Edición Impresa

Un domingo en el campo y una comida accidentada

La obra "Pavón Abajo", de Francisco Fissolo, se estrena esta noche.

Viernes 04 de Abril de 2014

Una familia, en medio del campo, como una isla confinada dentro de otra, está en el centro de "Pavón Abajo", la obra con la que Francisco Fissolo debuta en la dirección. Luego de participar como actor en trabajos dirigidos por Romina Mazzadi Arro ("Raspando la cruz", "Se finí") y Juan Hessel ("Guerra fría, lejos de todo"), Fissolo eligió un tema cercano a partir del cual escribió lo que llamó "una comedia dramática o un melodrama rural". La obra se estrena hoy, a las 21, en Espacio Bravo (Salta 1857). Actúan David Giménez, Edgardo Molinelli, María Romano y Elisabet Cunsolo, también coautora del texto junto a Fissolo.

"Mi búsqueda en el teatro como actor me estaba quedando un poco acotada y necesitaba hacer un búsqueda más profunda, además de la actuación", contó Fissolo, y aseguró que la dirección era un segundo paso "natural". Para este debut debajo del escenario, partió de una experiencia personal relacionada con fotos familiares. "La idea surgió a partir de fotos que tenía de cuando era chico. A partir de esas imágenes empecé a tener ideas y me surgió la necesidad de trabajar esta familia ubicada en una zona rural. Lo de la zona rural me sirvió como una excusa para tener más herramientas para dirigir. De por si lo rural produce un corrimiento en lo actoral", aclaró en relación al espacio elegido y sus tiempos singulares.

"La obra trata sobre una familia, un padre y una madre, que viven con una hija en Pavón Abajo, alejados de todo. Es una hora en tiempo real de un domingo en esta familia en la cual llega el novio de la hija, una chica medio salvaje, y suceden una serie de cuestiones que hacen que todo se desencadene con un final contundente", adelantó.

Conflictos. Sin embargo explicó que el texto no hace foco en un único conflicto ni está atravesado por una trama lineal. "Son varios micro conflictos que tienen que ver con un lugar muy reconocible de la familia, un domingo familiar cualquiera, que uno se sienta a la mesa a comer y se tocan veinte temas que son los que ilan la obra para que desencadene en un final. No me interesaba trabajar en un solo conflicto macro, si bien lo tiene y que tiene que ver con una relación entre la madre y el novio de la hija, son varios micro conflictos los que llevan la obra adelante", señaló.

"La obra es una comedia dramática, un melodrama rural. Yo digo que se trata sobre una familia disfuncional, pero cada familia es un mundo y tiene sus temas. O sea que de lo que habla es de la soledad y del amor", dijo el director. Y sobre ese tema que tanto el cine como el teatro abordan de manera regular, explicó: "Me parece que se sigue abordando porque es una temática que es inagotable y porque hay cosas que no tienen explicación ni nunca la tendrán. Para mi es como el amor o el tema de pareja, que tenés mil maneras de abordarlo", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario