Edición Impresa

Un dólar con varias cotizaciones y un mercado que luce tranquilo

Todas estas colocaciones le permitirían al Banco Central terminar con reservas por encima de los 30.500 millones de dólares, que tiene actualmente en sus arcas.

Domingo 15 de Diciembre de 2013

En la semana el gobierno obtuvo del mercado mejoras concretas. Los exportadores aportarán 1.500 millones de dólares, Chevron liquidó 100 millones de dólares para aplicar a su área de Vaca Muerta, detuvo el drenaje de dólares de las reservas e YPF conseguiría 500 millones de dólares en el exterior.

   Todas estas colocaciones le permitirían al Banco Central terminar con reservas por encima de los 30.500 millones de dólares, que tiene actualmente en sus arcas. Esto le permitiría equilibrar el tipo de cambio, frente a la megaemisión de más de 30.000 millones de pesos que deberá llevar adelante en el transcurso del mes en curso.

   Estas muy buenas noticias son la contracara de lo que sucede en otros sectores. El impuesto a los autos con precios mayores a los 170.000 pesos dejará a este sector paralizado. Las nuevas listas de precios serán alarmantes y el gobierno buscando evitar la salida de dólares. Rompió el mercado automotriz y dejó muy complicado a los jugadores del sector. El que compró autos superiores a los 170.000 pesos que lo cuide, le tendrá que durar muchos años.

   El mercado de la construcción comienza a reactivarse, una camioneta importada o nacional del tipo 4x4 (no las que tienen caja detrás) valdría entre 700.000 y 1.000.000 de pesos el equivalente a dos departamentos pequeños. Una vez más en Argentina te conviene vender el auto y comprarte una propiedad.

   Con esta distorsión de precios relativos, el sector de la construcción comenzará a reactivarse a mayor ritmo. Se espera un verano con un buen nivel de ventas. Habrá que diferenciar la compra en pozo, que sigue creciendo, versus las unidades usadas que pretenden precios del 2011, cuanto estamos en las puertas del 2014.

   El dólar seguirá planchado, el blue no logra juntar adhesiones en el marco de un gobierno que no para de vender Boden 2015 a 840 pesos y Bonar 2017 a 780 pesos. Ambos títulos copian el precio del blue, pero lo más importante pasa por las rentas que pagan, el 7% anual en dólares. Mientras el gobierno levante el cepo del dólar turista a 8,50 y venda Boden 2015 a destajo, no hay posibilidades de una suba del dólar blue, a pesar del déficit fiscal que muestra el gobierno nacional y la megaemisión de pesos del mes de diciembre.

   En cuanto a las acciones, copian el mal humor del mercado internacional. En el mundo la Reserva Federal de Estados Unidos podría quitar los estímulos monetarios. Esto podría dar lugar a una suba de la tasa de largo plazo que se ubica en el 2,9% anual y podría superar el 3% anual corto plazo. Esta suba de tasas cambia el flujo de fondos sobre las acciones en el mundo y en Argentina, con lo cual el mercado accionario podría tomarse un respiro.

   La suba de tasas podría complicar a la economía de Brasil, que está devaluando el real hasta ubicarlo en 2,34 y con tendencia a la suba. Si el real se devalúa a la zona de 2,50 vuelven los conflictos de comercio con el país vecino.

   Entre las acciones, la que más se destaca es YPF, por su mejora en precios en lo que va del año. Sin embargo, su mayor competidor es YPF, ya que emitió una obligación negociable en dólares al 9% anual que es más atractivo que la acción que luce un tanto sobrevaluada.

Recomendaciones. Comprar todo lo que pueda de Boden 2015 y Bonar 2017, están a precios regalados mirando el largo plazo.

• Habrá muchas emisiones de bonos ajustados por el dólar oficial. Son buenas inversiones para diversificar, de cara al 2014 el dólar oficial subirá como mínimo un 50%.

• Con este escenario de suba de bonos en dólares, no tiene mucho sentido mantener un plazo fijo al 17% anual en pesos. Si la tasa no sube, los bancos perderán dinero en plazo fijo, y la tasa de los préstamos subirá en el 2014.

• Las acciones subieron demasiado, y todo hace pensar en una toma de ganancias. La principal amenaza pasa por la suba de tasas en Estados Unidos.

• El que no viajó al exterior o se compró el auto alemán, ya no podrá hacerlo con la facilidad del pasado. Vender el auto y comprar un departamento luce un buen arbitraje si se convalidan la suba de impuestos internos.

• Vuelve a brillar la construcción. La baja en el spread entre el dólar oficial y el blue alienta la compra de inmuebles. Si esta tendencia continua, no debería descartarse un renacer de la venta de propiedades en Punta del Este. Aunque Uruguay todavía está muy caro para los argentinos.

• Si el gobierno logra acortar la brecha entre el dólar oficial y el blue, el consumo y la recesión se harán sentir en la economía real, pero esto abrirá un espacio de negocios en la construcción y producción. No todas son pálidas, satisfacer a todos los sectores es imposible, hay luz al final del túnel. •

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS