Edición Impresa

Un detenido y ocho armas secuestradas en la investigación del ataque a la casa del gobernador

Fue el resultado de 21 allanamientos realizados en distintos puntos de las zonas norte y oeste de la ciudad en busca de los autores del ataque a balazos al domicilio del gobernador Antonio Bonfatti.

Lunes 14 de Octubre de 2013

Un hombre detenido y el secuestro de ocho armas de fuego fue el resultado de 21 allanamientos realizados en distintos puntos de las zonas norte y oeste de la ciudad en busca de los autores del ataque a balazos al domicilio del gobernador Antonio Bonfatti ocurrido el viernes. Hasta anoche, los investigadores policiales y judiciales no habían determinado si el apresado tiene vinculación directa con el atentado. Una alta fuente policial señaló que se cotejarán las vainas halladas en la vivienda del mandatario provincial con las balas disparadas por las armas incautadas para determinar si el sospechoso está involucrado o no en el atentado.

Una de las hipótesis que se planteó a fin de desentrañar la autoría material del ataque a la casa del gobernador apuntó a una línea de personas que están mencionadas en investigaciones por tráfico de drogas. Una de estas personas se llama Emanuel Sandoval y es conocido como "Ema Pimpi". Los pesquisas posaron la atención en el secuestro de un vehículo de alta gama, un BMW de color negro, que ostentaba Sandoval.

El coche fue incautado el pasado 14 de septiembre por efectivos de la comisaría 10ª en la zona norte de la ciudad. Según pudo saber LaCapital, fue en el marco de un accidente de tránsito ocurrido en Cavia y Sorrento, cuando frente a los uniformados que arribaron al lugar pasó un BMW negro y sus ocupantes exhibieron un arma.

En ese momento se inició una persecución que terminó a los pocos metros, con el costosísimo coche abandonado y encajado en la cuneta. El vehículo fue atribuido a Ema Pimpi y permanece en la seccional 10ª, bajo custodia de la Unidad Regional II.

Relaciones. El hombre apresado en los operativos de ayer es Lucas S., un hermano de Ema Pimpi, a quien algunas fuentes oficiales vinculan con Luis M., un renombrado narcotraficante que opera en la zona norte. "Estaría dentro de la estructura de Luis M. como un proveedor de drogas", explicó la fuente consultada.

Lucas S. tiene 22 años y fue apresado en una vivienda de pasaje Cavia al 1300, en un asentamiento distante unas 25 cuadras de la casa del gobernador.

En el corazón de la investigación por el atentado está también un grupo de tiradores por encargo que se ofrecen como mano de obra disponible para mandatarios que les quieran pedir "trabajos". Hasta anoche no se había determinado quién ordenó el ataque, pero en la pesquisa hay otras personas en la mira. Fueron identificados como "Oreja" T. y Gustavo C.

Allanamientos. Los operativos ordenados por la jueza de instrucción María Luisa Pérez Vara se iniciaron el sábado a la tarde y finalizaron cerca de las 7 de ayer.

Participaron unos 150 policías de las agrupaciones Unidades Especiales, de Orden Público, de Cuerpos y de la Tropa de Operaciones de Especiales.

Los uniformados llegaron a diferentes viviendas ubicadas en jurisdicción de las comisarías 10ª y 30ª. "Otros de los allanamientos se realizaron en Cabín 9 y en asentamientos precarios de la zona de Casiano Casas y cerca del arroyo Ludueña", explicó el portavoz.

En los 21 allanamientos realizados se secuestraron tres pistolas calibre nueve milímetros y cinco escopetas 12.70, una de ellas similar a la que utiliza la policía.

Precisamente, al hermano de Emanuel S. le incautaron una pistola 9 milímetros y un cargador de una ametralladora FM K3. Ahora, se realizarán las pericias para cotejar los proyectiles disparados por las armas secuestradas con los 14 casquillos calibres 11.15 y 9 milímetros recogidos en la casa del gobernador del barrio de Alberdi. Lo que todavía no localizaron los pesquisas son las dos motos en que se movilizaban los atacantes.

Un investigador policial señaló que Lucas S. estuvo involucrado en un violento episodio ocurrido a principios de año en el barrio Nuevo Alberdi, donde se enfrentó a balazos con los integrantes de otra banda vinculada, al parecer, con el tráfico de drogas. Por este suceso estuvo detenido.

Atentado. El viernes a la noche, la casa del gobernador, en Gallo y Darragueira, fue rociada por una ráfaga de más de diez balazos. Al menos tres proyectiles se metieron por las ventanas en el living, donde el mandatario estababa con su esposa, Silvia Tróccoli, la secretaria de Inclusión de la provincia. De milagro resultaron ilesos. Quienes abrieron fuego fueron, según vecinos del barrio, cuatro motociclistas con sus rostros cubiertos. El ataque fue vinculado con el accionar de bandas delictivas en la provincia y mereció un amplio repudio de todo el arco político de la provincia y funcionarios del gobierno nacional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS