Edición Impresa

Un conductor fue detenido por manejar alcoholizado y lesionar a una inspectora

Efectivos de la Guardia Urbana Municipal fueron agredidos por un hombre cuyo test triplicó los niveles máximos permitidos en Ricardone y Entre Ríos. Terminó en la comisaría

Lunes 13 de Mayo de 2013

Un operativo de control de tránsito concluyó en la madrugada de ayer con una inspectora lesionada en un pie y el agresor, un conductor alcoholizado, remitido a la seccional 3ª. Según indicaron fuentes municipales, el hombre tenía el triple de alcohol en sangre permitido, se resistió al examen, saltó varias veces sobre el capó del auto y luego desplomó su humanidad sobre la empleada municipal, lastimándola.

Todo comenzó cuando los agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) dieron por finalizado un operativo nocturno en la zona de cortada Ricardone y Entre Ríos.

Pero, cuando tomaron por Santa Fe hacia el oeste, advirtieron que un Fiat Uno se desplazaba en actitud peligrosa en el cruce de esa calle con Paraguay.

Al detener el vehículo, los agentes municipales, con refuerzo de efectivos policiales, se percataron de que el conductor no estaba dispuesto a someterse el test de alcoholemia.

Excedido. "El hombre estaba muy violento, rechazaba los controles y se subió al capó del coche. Los inspectores pudieron hacerlo entrar en razón y se sometió al control de alcoholemia, que arrojó 1,48 miligramos en sangre (el tope permitido es 0,50). Pero volvió a subir al capot , desde donde saltó y cayó encima de una inspectora que chocó contra el cordón de la vereda y se fracturó un dedo del pie", explicó la directora de la Agencia Municipal de Seguridad Vial, Clara García.

Mientras la agente lesionada era derivada a un centro de salud para que le enyesaran el pie, tanto el conductor como su acompañante fueron trasladados a la seccional 3ª, al igual que el Fiat Uno (patente SBL 613).

Según la versión de los partícipes del operativo, los dos hombres que se trasladaban en el auto protagonizaron agresiones y forcejeos con los agentes municipales y la policía.

El operativo en el que se registró el incidente no había sido planificado, ya que los diez agentes acababan de terminar el turno nocturno en el centro de la ciudad e iban camino a Urquiza y Ovidio Lagos para otro control vial..

Durante el fin de semana 15 vehículos fueron remitidos al corralón por diversas irregularidades. Ocho en la madrugada y otros siete en las primeras horas de la mañana de ayer.

El historial. El incidente se suma a los hechos violentos contra personal municipal y policial sufridos en los últimos años. El más reciente ocurrió el 8 de noviembre pasado, cuando agentes de la GUM detuvieron el paso de una mujer en moto, que no pudo acreditar su condición de legítima propietaria.

Fue en bulevar Oroño y Lamadrid y, cuando los inspectores anunciaron que iban a remitir el vehículo al corralón, la mujer reaccionó en forma violenta y comenzó a insultar a los inspectores.

La situación empeoró cuando tomaron intervención vecinos del lugar, que salieron a defender a la motociclista. Entonces, volaron piedras y palos que causaron daños en lo móviles de la GUM y de la policía.

Al lugar tuvieron que acudir varios patrulleros del Comando Radioeléctrico y cuatro personas fueron demoradas en la seccional 21ª.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS