Edición Impresa

Un clásico fiel al perfil experimental

A punto de cumplir veinte años al frente de El Rayo Misterioso, Aldo El-Jatib lanzó una nueva edición de El Rayo Truena, un "seminario relámpago" que finaliza el lunes próximo. Con esa propuesta...

Viernes 14 de Junio de 2013

A punto de cumplir veinte años al frente de El Rayo Misterioso, Aldo El-Jatib lanzó una nueva edición de El Rayo Truena, un "seminario relámpago" que finaliza el lunes próximo. Con esa propuesta, que ya va por su noveno año, el director y actor rosarino propone "un pequeño acercamiento" a la forma de trabajo del grupo teatral con el cual generó un espacio para la experimentación y la creación que complementa con diversas actividades. Entre ellas figuran una exhibición de clásicos del cine de todas las épocas y el festival internacional de teatro Experimenta que en diciembre tendrá su décimo cuarta edición.

Además se inauguró un ciclo de reposiciones de cinco obras que se verán todos los viernes de junio, julio, agosto y septiembre, siempre a las 22, en la sala de Salta 2991. La grilla incluye desde la inicial, "Litófagas ", que, según El-Jatib marcó "el lenguaje y dio origen a la estética" de El Rayo, hasta la última creación, "Shock Ilión", a través de las cuales se recorren diversos temas, desde la dictadura hasta la a veces conflictiva relación entre hombres y mujeres; la familia, el choque entre razón y pasión, hasta las consecuencias de la guerra.

Sin embargo, quedarán afuera otras obras debido a la complejidad técnica de su puesta en escena, pero que no están totalmente excluidas de los planes futuros de El-Jatib, como una suerte de celebración de las dos décadas de trabajo: "Hay algunas que no podemos reponer porque son complicadas escenográficamente, como «Macchina Napoli» y «Ram», pero quizás las hagamos el año que viene como un regalito para nosotros", adelantó.

—¿Cuáles son los objetivos del seminario?

—Apunta un poco a la demanda de gente de otras ciudades de querer venir a estudiar y de pronto no pueden. Nosotros viajamos, por ejemplo con "Dionisos Aut", que lo hicimos en varias provincias, y nos encontramos con personas que nos dicen por qué no íbamos a dar un seminario. Todo esto generó una demanda de querer acercarse y conocer lo que hacemos. Es una semana donde los participantes tienen la posibilidad de quedarse una semana acá y conocer los espectáculos de El Rayo y la técnica de trabajo, porque también hay entrenamiento, es decir que apunta a lo pedagógico. Conocen o tienen un pequeño acercamiento a nuestra forma de trabajo. Nos van a conocer a nosotros. Como me ha pasado a mí cuando tomé un seminario con el Odin, hace 25 años. Conocí una forma de trabajo que me despertó un interés por estudiar. Yo me dije «acá hay algo más». Hay todo un esfuerzo, un compromiso, una preparación. Por ahí sirve para despertar el interés por la preparación

—¿Qué diferencia a la propuesta de El Rayo?

—Y, todo el mundo dice «lo que yo hago es lo mejor del mundo»... (risas) Lo que nosotros decimos es que a los alumnos les damos una técnica, algo de dónde agarrarse. El que ingresa y está tres o cuatro años se va con un bagaje técnico, sabe qué puede hacer cuando está al frente de un espacio dramático. Tiene que ver con las acciones físicas de Stanislavsky, luego tomadas por Meyerhold, luego por Grotowski y luego por nosotros. Deviene de una metodología que tiene que ver, fundamentalmente, con dos elementos principales, que son la creación de campos de atención para lograr una presencia escénica, y con la preparación bioenergética, que tiene que ver con el cuerpo, con la relajación y el manejo de la energía que luego se convierte en un recurso no sólo en escena, sino en cualquier campo y hasta en la vida personal.

—¿Qué planteos existen con respecto a la salida laboral, esa idea de que si no te vas a Buenos Aires no triunfás?

—Aquí, lo que encontrás en la escuela de El Rayo, es la preparación actoral. Después de eso decidís qué hacés de tu vida, o te creás otro grupo de teatro, o te quedás porque no te gusta Buenos Aires. Yo viví diez años en Buenos Aires, hice el Conservatorio e incluso hice telenovelas. Conozco de adentro qué es la movida de la farándula. Son dos cosas que se entrecruzan, no lo vamos a negar. Yo decidí hacer esto porque me hace más feliz, me gusta más, me siento más cómodo. Y eso le va a pasar a los alumnos. Tienen la libertad para, luego de formarse, hacer lo que ellos quieren. Incluso se los digo y está reclaro. No es que se despotrica contra el medio. Para nada, porque no se puede pretender que todo el mundo esté en un grupo de investigación teatral.

—¿Cómo fue experiencia en telenovelas?

—Dejé de grabar cuando me armaron un club de admiradoras en la puerta de Canal 13. No me olvido más. Y dije, «no, esto no es lo que quiero hacer». Eso me pegó y de a poquito empecé a irme para otro lado. Se llamaba "Dos vidas y un destino", con Rita Terranova.

—La farándula no era lo tuyo...

—Yo estaba terminando el Conservatorio en ese momento. Todo el mundo iba hacia eso, y vos tenés que ir también porque si no qué sentido tiene estar ahí. Siempre digo que estuvo muy buena esa experiencia porque me hizo conocer un poco cómo era la cosa.

—Todos los textos son tuyos. ¿Por qué no recurren a obras de otros autores?

—No queremos tomar textos de otros porque queremos que la creación sea en todo sentido, tratando de extraer una necesidad personal que haga que eso sea verdaderamente una creación con potencia. Entonces algunos se quedan pensando y me dicen «claro, sería como hacer un cover». Eso me quedó sonando y algo tiene que ver con eso en esto de buscar nuestra propia música.

—¿Cómo definís el tipo de búsqueda del grupo, más allá del trabajo de investigación?

—Nosotros cumplimos veinte años el año que viene. En principio tomamos lo que hacemos como forma de vida. Estamos todo el día acá y también hemos encontrado un espacio. En estos años se construyó un espacio en el cual se puede trabajar, viviendo, a los tirones, con esto, y además hacer lo que uno quiere verdaderamente. Estamos en contacto todo el tiempo de una búsqueda, desde los espectáculos hasta la escuela y todas las actividades que hacemos, que tiene que ver con el arte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS