Edición Impresa

Un aumento en la tarifa del agua generó fuerte reacción en Carcarañá

No pagan. La cooperativa que presta el servicio estableció un incremento del 70 por ciento, cuando el Concejo sólo le había autorizado un 30.  

Domingo 25 de Agosto de 2013

Un incremento del 70 por ciento en las tarifas de agua potable en Carcarañá generó la reacción del Concejo Municipal, de la población y de organizaciones no gubernamentales que preparan por estas horas una presentación judicial para que el aumento quede sin efecto y se limite al 30 por ciento que aprobara el Concejo en julio. La movilización de los usuarios incluyó reuniones y asambleas, y hasta corre la versión de que mucha gente se ha plantado en rebeldía y decidió no abonar la última factura, al menos hasta que la Justicia se expida.

El Concejo de Carcarañá había aprobado, el 17 de julio, un aumento de la tarifa de agua del 30 por ciento, contra el 112 por ciento que pedía Coperaña, la concesionaria del servicio. La ordenanza se promulgó el 26 del mismo mes. Sin embargo, el 12 de agosto, día posterior a las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, las boletas empezaron a llegar con incrementos de hasta el 70 por ciento, lo que generó malestar en la población, y motivó numerosos llamados a la redacción de LaCapital.

"Ellos sostienen que el Concejo no se expidió en tiempo y forma sobre su resolución y decidieron incrementar de hecho y unilateralmente la tarifa", recordó a este diario el presidente del cuerpo, Alejandro Merindol, quien adelantó que el jueves próximo habrá una audiencia de conciliación en el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress), para definir la situación, que "generó un cruce bastante virulento entre las autoridades de la cooperativa, el Concejo, el municipio y la misma población". Al mismo tiempo, se supo que la ONG Ojo Ciudadano prepara una presentación ante la Justicia para que dicte una medida cautelar, aunque no se conocen los detalles de ese recurso.

Es que el incremento generó bastante reacción entre los usuarios del servicio, y se hicieron algunas asambleas para determinar qué actitud adoptar. En este sentido, Merindol reconoció que él mismo sugirió a los clientes que no pagaran por ahora la factura, al menos hasta que se expida la Justicia. "Cuando vimos el aumento, nosotros mismos alertamos a la gente sobre que podía tratarse de un error, aunque sabíamos que la medida era deliberada, y sugerimos que no pagaran el servicio; no como un acto de rebeldía, sino teniendo en cuenta que la factura tiene cinco vencimientos y el último es en septiembre. Por eso, y teniendo en cuenta que la presentación judicial se hará entre el lunes y el martes, creímos que era pertinente esperar a ver si el juez hacía lugar a una medida cautelar", dijo.

Fundada en 1962, la Cooperativa de Obras, Servicios Públicos Asistenciales y Vivienda brinda servicios de electricidad, agua y gas, entre otros. En el caso del aprovisionamiento de agua potable, tiene la concesión desde 1984, y desde entonces se hace cargo del servicio con unos 5 mil usuarios.

La entidad abastece a toda la población a través de su red. Tiene 22 pozos de extracción distribuidos en distintos sectores de la periferia de la ciudad y en 2009 decidió incorporar un sistema de abatimiento de arsénico, que fue inaugurado en 2011 por el entonces intendente de Carcarañá, Mauro De Cándido. Sin embargo, este sistema no llegó a funcionar en su totalidad, ya que debía incorporar cierta tecnología que le permitiera llegar a los estándares necesarios de calidad.

Precisamente, el Concejo le aprobó el incremento tarifario y supeditó un nuevo aumento para fin de año a que se pusiera al día con la tecnología. "Ocurre que este gobierno comenzó a ejercer un mayor control sobre el servicio, y al sentirse controlada comenzó a batir el parche con el atraso sanitario y acusa al municipio y al Concejo de ahogarla financieramente", dijo Merindol. En el pueblo se sabe que las autoridades de la entidad son de distinto color político que el gobierno municipal, lo cual siempre generó algunas tensiones.

"Si ellos le dan a la población agua de calidad, en diciembre se estaría tratando otro incremento más. No estamos ahogando a la cooperativa; no es intención del poder concedente terminar con la concesión, lo que vemos es que Coperaña debe hacer una profunda reforma que tiene que ver con reducir costos y mejorar su tecnología", remató el presidente del Concejo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS