Edición Impresa

Un audio expone vínculos entre los imputados y el negocio de las drogas

Sergio "El quemado" Rodríguez habla con una de sus hijas sobre un quiosco de drogas y la relación con sus cómplices. Expuso el vínculo que el grupo tenía con el comercio de drogas.

Jueves 20 de Noviembre de 2014

Un audio captado en una comunicación telefónica entre Sergio "El quemado" Rodríguez, principal imputado del triple crimen de la villa Moreno, y una de sus hijas, volvió a poner en evidencia la compleja trama de ocultamientos, impunidad y relaciones intrincadas con las otras personas vinculadas a la causa que se está juzgando en los Tribunales provinciales y que ayer tuvo su sexta jornada de testimonios. Pero también expuso el vínculo que el grupo tenía con el comercio de drogas.

El diálogo que ayer se conoció lo mantuvo El quemado, quien por entonces estaba prófugo de la Justicia, y una de sus hijas. En el mismo hablan de un mensaje de texto que la chica le mandó a su padre en forma supuestamente equivocada y que en realidad tenía como destinataria a Claudia R., la madre de Maximiliano "El quemadito" Rodríguez, asesinado en febrero del año pasado en Corrientes y Pellegrini. En el diálogo (que se reproduce aparte) se habla explícitamente de un quiosco de venta de drogas que la mujer habría pretendido retener y que Rodríguez asegura que no va a ser así: "La van a sacar porque ese quiosco se cierra, no se abre más ahí".

En otro tramo de la jornada, la defensa de los imputados se abroqueló para acorralar al ex subjefe de Homicidios de la policía rosarina, quien le tomó declaración al acusado Mauricio "Maurico" Palavecino al ser detenido. El oficial no pudo explicar detalles finos de aquel procedimiento amparándose en el paso del tiempo y la falta de memoria.

De acuerdo a lo programado por el Tribunal que lleva adelante el juicio oral y público, sólo restarían las jornadas de hoy y mañana para la exposición de pruebas y de testigos. Luego llegará la inspección a realizarse en el escenario del triple crimen la semana que viene, y finalmente será la hora de los alegatos y la sentencia respecto a la responsabilidad que les cupo a los imputados en las muertes de Jeremías "Jere" Trasante, Claudio "Mono" Suárez y Adrián "Patón" Rodríguez, el 1º de enero de 2012.

Por los chicos. Ayer, mientras el ex subjefe de la Brigada de Homicidios, Carlos Martínez, exponía sobre las circunstancias en las que le tomó declaración testimonial a Palavecino tras ser detenido, y de las escuchas telefónicas relacionadas al hecho, la fiscal Nora Marull pidió que se reproduzca un audio telefónico.

Eran fragmentos de una charla que desde la clandestinidad mantuvo El quemado Rodríguez (apresado en Santa Elena, Entre Ríos), con una de sus hijas. Ese llamado se registró el 21 de enero de 2012 a las 7.45. Tras preguntar sobre su hijo Maximiliano, detenido en la cárcel de Piñero por atentar contra Facundo Osuna, El quemado preguntó por sus cómplices, hoy acusados como coautores del triple crimen.

"¿Y cómo están los pibes?", preguntó. "Bien, bien, el otro está con captura, y bueno, los dos...", deja pendiente su hija al otro lado de la línea. Rodríguez repregunta: "¿Quién?" Y la respuesta no se hace esperar: "Pez (Brian "Pescadito" Sprio) está con captura y el Tele" (Daniel Alejandro "Teletubi" Delgado). "¿Y el Jeta?", pregunta Rodríguez sobre el menor que participó del hecho pero quedó desvinculado por inimputable. Y su hija le dice: "El Jeta no, él anda como si nada por acá. Ayer vino y me saludó".

Poco claro. Luego de escuchar el audio, la defensa preguntó y repreguntó varias veces al oficial Martínez sobre las tareas investigativas, el procedimiento a un departamento que frecuentaba Teletubi en calle Mendoza al 600, donde se secuestraron armas y drogas, y sobre la pesquisa en torno a Palavecino.

En algunos momentos el funcionario policial fue poco claro sobre aspectos puntuales que dijo "no recordar por el paso del tiempo". Tanto Ignacio Carbone como Fausto Yrure y Adrián Martínez, defensores de los acusados, le requieron que especifique si en la Brigada de Homicidios charlaba con su jefe sobre el triple crimen. "Si, en alguna oportunidad, pero no lo recuerdo", respondió.

Martínez le consultó cómo apresaron a Palavecino y si manejaba alguna hipótesis sobre los autores de la balacera antes de su declaración "No sé cómo surgió la orden de allanamiento. Yo lo único que hice fue tomar la declaración testimonial".

Además, ayer se leyó en voz alta la declaración que hizo Facundo Osuna cuando el 29 de diciembre de 2011 fue baleado por Maximiliano "Quemadito" Rodríguez, lo cual derivó en una réplica del primero y el contraataque de El quemado y su gente contra Jere, Mono y Patom.

Osuna identificó en ese momento a dos personas. "Se desplazaban en la camioneta, los de adelante no se quiénes eran. Yo venía caminando por Dorrego y observo que se bajaron (Maximiliano) Rodríguez y Gerardo (Jeta) Mansilla con armas en la mano. Escucho disparos y me caigo. Lo veo a Maxi que sigue disparando, me disparaba desde la punta del pasillo", leyó la secretaria del Tribunal sobre la declaración del muchacho que se repuso de ese ataque pero el 12 de julio de 2012 fue asesinado en Biedma y Balcarce.

El locatario. También declaró ayer Daniel Dellamora, dueño de los departamentos donde pernoctaba Teletubi en Mendoza 623. El hombre recordó que cuando tomó conocimiento por los medios de los procedimientos, llamó a quien se los había arrendado, un tal Marcelo S. "Esta persona me dijo que no sabía nada, que estaba de viaje, que había dejado a una chica a cargo (la novia de Teletubi). Pero cuando fui al edificio lo vi llegar. Primero me alquilo uno en el 7º piso y después otro en el 9º para una amiga. Era muy buen pagador, decía que tenía camiones. Ya habían allanado el 7º y cuando llega la orden para el 9º encontraron una escopeta, un paquete con droga y una balanza", contó el hombre.

El locatario de los departamentos señaló que S. lo llamó por teléfono y le dijo: "Me van a meter algo, vas a ver que me quieren complicar". Rápido de reflejos, el abogado Fausto Yrure (defensor de Sprío y Delgado) le hizo repetir esa circunstancia.

A primera hora declaró Elizabet Suárez, hermana de Mono, quien expuso el contexto en el que mataron a Claudio, Jeremías y Adrián. "Estábamos festejando en familia y de repente vino mi prima corriendo y avisó que a mi hermano le había pasado algo. Cuando llegamos estaba tirado en una de las esquinas".

"Lo levantamos y lo llevamos al hospital en el auto de mi papá. Mientras estábamos allí dijeron que habían bajado seis hombre de una Kangoo y disparado. Después, cuando llego a mi casa veo a la gente aterrada, y todos decían que habia sido la banda de El quemado".

Mientras que ya pasaron al menos 50 testigos, hoy proseguiran los debates en lo que será la séptima jornada del juicio por la masacre de la villa Moreno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario