Edición Impresa

Un asesino serial suelto en Warner Channel

"No he leído buenos guiones de cine. Y, cuando buscaba pilotos de TV, eran buenísimos, uno tras otro", dice Kevin Bacon, el protagonista de "The Following", la serie policial que arranca esta...

Jueves 21 de Febrero de 2013

"No he leído buenos guiones de cine. Y, cuando buscaba pilotos de TV, eran buenísimos, uno tras otro", dice Kevin Bacon, el protagonista de "The Following", la serie policial que arranca esta noche a las 23 por Warner Channel y que trata sobre una ola de crímenes desatada cuando un asesino en serie crea una logia de seguidores dispuestos a continuar su sangrienta obra.

"The Following" comienza con la fuga de Joe Carroll (James Purefoy) de la prisión. Diez años antes, Ryan Hardy (Bacon) fue el único policía capaz de descubrir que el aparentemente pacato profesor de inglés era el asesino de 14 estudiantes. A pesar del hecho, en los días actuales Ryan vive una vida sin perspectivas, en un apartamento inmundo y bebiendo mucho más vodka de lo indicado por el sentido común. Es cuando el agente es llamado de vuelta para ayudar a capturar al asesino serial. En el desarrollo de la serie, se verá que la relación entre los dos es bastante más compleja que la del muchachito y el bandido. Ryan usa marcapasos gracias a una herida sufrida en su último embate con Joe. Y todavía hay una mujer en el medio: el agente llegó a tener un vínculo con Claire (Natalie Zea), la mujer del asesino.

Hasta fines de enero el elenco había grabado cerca de 14 episodios. Bacon, que nunca trabajó en una serie de televisión, ya tuvo tiempo de sobra para encontrar los pros y los contras de la rutina en la TV. La rápida preparación para cada episodio y la variedad de directores son el lado más complicado, en opinión del actor. Pero la profundidad que el personaje puede alcanzar en el correr de la serie hace que el trabajo sea mucho más interesante. "Es bárbaro esa creación a largo plazo del personaje, pero es muy diferente. Cuando vi el piloto, quedé decepcionado con mi actuación. Estoy acostumbrado a evaluar el conjunto. En una película, por ejemplo, aquella sería toda mi actuación. Luego pensé: «es sólo el comienzo». En cada semana mostraremos un matiz más de él. Espero que el público quiera saber más sobre él".

Por otra parte, Bacon se define como "un actor que se prepara mucho", y para interpretar a Ryan no fue diferente. En el inicio del proceso, bombardeó al creador de la serie, Kevin Williamson, con preguntas. Después, hacía los deberes en casa.

"Fui al FBI y observé los documentales. Pero, para mí, lo más importante es tomar decisiones personales respecto a ese tipo. Por ejemplo, ¿cuál es su religión? ¿Cómo es su familia? Son cosas que probablemente nunca aparecerán en la serie. ¿Es vegetariano? ¿Prefiere escribir con lápiz o birome? ¿Qué tipo de música escucharía? Ese tipo de cosas", explicó, dejando claro que los 35 años en la profesión no disminuyeron su placer. "Amo actuar. El período entre acción y corte todavía es una de las mejores experiencias de mi vida", finalizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS