Edición Impresa

Un artista inquieto y pasional con el rock como lengua madre

Julio Franchi presentó en McNamara su nueva banda y festejó el cumpleaños con las mejores canciones de sus dos discos solistas.

Miércoles 12 de Junio de 2013

Julio Franchi festejó su 32º cumpleaños con un concierto en McNamara. La ocasión sirvió, además, para que Franchi estrene su nueva banda, integrada por Giuliano Romagnoli y Diego Longinotti (guitarras), Graciela Saldaño (coros), Guido Grecco (teclados), Juan José Flores (bajo) y Walter Alvarez (batería).

Momentos antes del recital, Germinal Terrakius, el personaje de Miguel Franchi (padre de Julio), desgranó su peculiar plataforma política que, entre otras medidas, propone superar la ley de matrimonio igualitario con la incorporación de la poligamia.

Se lo ve mucho más relajado y sonriente a Julio Franchi, y aquellos días en los que se enojaba sobre el escenario parecen haber quedado atrás.

El concierto del sábado incluyó canciones de sus dos discos de estudio, "Mi sentimiento" (2007) y "Personalidad" (2010).

Es gratificante ver y escuchar el crecimiento de un artista tan pasional e inquieto como Franchi. Con el rock como lengua madre, busca nuevos caminos todo el tiempo. Como le dijo a LaCapital días atrás: "Yo no quiero hacer un disco parecido a los otros dos pero mejor tocado. Eso no me parece ni arriesgado ni divertido. Necesito hacer algo diferente".

Esa necesidad de cambio se aprecia en las diferencias que existen entre sus dos discos: el homogéneo "Mi sentimiento" se movía entre la melancolía y la chispa de euforia beatle, mientras que su sucesor rezumaba crudeza y desencanto sobre un paisaje sonoro desmesurado, inspirado en el período Say No More de Charly García, a quien, por otro lado, estaba dedicado.

Entre los invitados del recital estuvieron los músicos Ramón y Simón Merlo, que subieron al escenario para una lograda versión de "No soy un extraño", el clásico de Charly García. También se sumó el tecladista Esteban Sesso. El pico de la primera parte del concierto llegó con "Derrotero", de lo mejor de "Mi sentimiento".

Luego de un breve segmento acústico, Franchi anunció un intervalo, que terminó prolongándose más de la cuenta y quebró el clima que había alcanzado el concierto.

Afortunadamente, cuando los músicos regresaron, lo hicieron con las canciones más rockeras en el bolsillo. Si, como dijo Franchi días atrás, su nuevo disco va a estar orientado hacia un sonido más psicodélico y colgado, quizás en la climática "La de siempre" haya un anticipo de lo que vendrá.

Cerca del final, el público corrió las mesas para poder bailar y la noche recuperó el calor perdido en la extensa pausa. El recital finalizó bien alto con "Personalidad" y "Mi genio loco".

Son días auspiciosos y de mucha actividad para Franchi: además de estar grabando su tercer álbum de estudio, que será editado a comienzos del año próximo, Hermosos Perdedores, la banda que integraba con Alejo Castillo, Mauro Digerolamo y Agustín Alzari, está afilando los detalles de algunas nuevas canciones. En el recital que Digerolamo ofreció la semana pasada en Bon Scott pudo verse un anticipo. Los que presenciaron la reunión informal dicen que lo que se está cocinando en la casa de Franchi en Arroyito tiene el mejor de los aromas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS