Edición Impresa

Un alumno del Poli, bronce en la olimpíada mundial de ciencias

Lucas Díaz tiene 15 años y cursa el secundario en el Instituto Politécnico de Rosario. Participó esta semana en la Olimpíada Internacional de Ciencias Juniors que se realizó en Pune ( India) y...

Jueves 12 de Diciembre de 2013

Lucas Díaz tiene 15 años y cursa el secundario en el Instituto Politécnico de Rosario. Participó esta semana en la Olimpíada Internacional de Ciencias Juniors que se realizó en Pune ( India) y ganó una medalla de bronce. Tuvo que rendir un examen teórico y otro práctico de química, física y biología, y competir con los mejores en estas disciplinas de todo el mundo. El equipo nacional estuvo conformado por 6 alumnos, 4 de ellos alcanzaron la misma distinción. A esta final llegaron los equipos (cada uno de 6 estudiantes) de unos 48 países.

La competencia mundial reunió a unos 288 alumnos que no pasan los 15 años de todo el mundo. Llegaron a esta etapa luego de aprobar olimpíadas nacionales y regionales. En el caso de Lucas, había logrado el "mejor puntaje" en las pruebas teóricas y experimentales del certamen americano.

Además de este adolescente rosarino, integraron el seleccionado nacional estudiantes de Mendoza, Mar del Plata, Bariloche, Santa Rosa (La Pampa) y Ciudad de Buenos Aires.

La competencia arrancó el 3 de diciembre pasado, el mismo día que Lucas cumplió los 15 años. Y el alumno del Poli emprenderá el regreso al país mañana. Se trata de una olimpíada totalmente financiada por el Ministerio de Educación de la Nación para los chicos argentinos.

"Es un orgullo, Lucas trabajó todo el año, se esforzó mucho y el último tiempo se entrenó en la Universidad Nacional de Cuyo (Mendoza) para llegar a la final", contó el profesor Juan Farina a La Capital.

Farina es quien entrena a los estudiantes en las distintas olimpíadas, tanto de ciencias como de física. Dijo además que "este tipo de certámenes estimula a otros chicos a participar". También a interesarse por "la actividad científica". Y resaltó que este tipo de participaciones son "actividades extraescolares", donde los adolescentes van por propia decisión.

Para Farina, además del valor de sumarse a estos desafíos, cuenta aquí que "les sirven para preparase para la vida universitaria", y representa una posibilidad más para "despertar vocaciones" en los jóvenes.

Estas olimpíadas tienen la meta de que los chicos se entusiasmen con la ciencia, a partir de "la resolución de problemas, el desarrollo del pensamiento crítico y la experimentación".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS