Edición Impresa

Un académico casi centenario

Universitario es un pedazo de Rosario. Ligado a la vida social, cultural y deportiva de la ciudad, el club de los “académicos” hoy cumple sus primeros 90 años de vida.

Sábado 20 de Septiembre de 2014

Universitario es un pedazo de Rosario. Ligado a la vida social, cultural y deportiva de la ciudad, el club de los “académicos” hoy cumple sus primeros 90 años de vida.

   La historia de Uni comienza a gestarse el 29 de septiembre de 1919, cuando el Senado de la Nación aprobó la creación de la Universidad Nacional del Litoral, institución que es oficialmente inaugurada el 18 de abril de 1922 siendo su primer rector el Dr. Benjamín José Abalos.

   Por ese entonces, en Rosario funcionaban las facultades de Ciencias Médicas, Farmacia y ramos menores; de Ciencias Económicas, Comerciales y Políticas; y la de Ciencias Matemáticas, Física, Química y Naturales aplicadas a la Industria. En la capital provincial, a su vez, tenían sede las de Ciencias Jurídicas e Ingeniería Química; en Paraná la Facultad de Ciencias de la Educación y en Corrientes la de Agricultura, Ganadería e Industrias afines.

   Con la creación de estas casas de altos estudios, comenzó la vida universitaria en la región y se fue formando un ambiente muy propicio para la práctica deportiva, cuyas primeras expresiones fueron competencias atléticas.

   Los organizadores del Torneo Universitario de Atletismo se reunieron en el subsuelo de la Sala XIV del Hospital Centenario, donde el profesor Dr. Jorge Bosco dictaba clases de Semiología, y resolvieron que el 6 de septiembre de 1924 se llevara a cabo la primera edición.

   El torneo fue un éxito y el lugar elegido para la entrega de premios a los ganadores fue el Anfiteatro de la Facultad de Ciencias Médicas, el día 20 de septiembre. Y fue durante esa entrega de premios cuando empieza a tomar cuerpo la idea de constituir la Asamblea Constituyente del Club Universitario de Rosario, moción que tuvo una respuesta afirmativa plena. Se designó a Carlos Sylvestre Begnis y Eduardo Albe respectivamente como presidente y secretario de la Asamblea. Estos, a su vez, proponen a Ricardo Foster como presidente (no aceptó el cargo) y a Jorge Bosco como secretario. Dada la negativa de Foster resuelven convocar a otra Asamblea para el 28 de abril de 1925, con el fin de aprobar el Estatuto del club y la primera comisión directiva de la institución.

   Así se hizo y nació el Club Universitario, cuyo único requisito para ingresar y realizar actividades sociales y deportivas era que el interesado fuera estudiante de alguna de las casas de altos estudios. Su primer presidente fue Jorge Bosco y según los estatutos desde entonces quedaron adoptados como colores del club “el verde, el rojo, el azul y el amarillo, a franjas transversales, en gallardete triangular y en dicho orden, con una “U” en negro sobre círculo blanco en la base”. Esos colores no fueron por capricho. Cada uno de ellos representa una facultad: verde por Ingeniería, rojo por Medicina, azul por Derecho y el amarillo por Ciencias Económicas. Los colores deportivos adoptados, en tanto, fueron el negro y el azul.

   Desde su nacimiento, Uni tuvo una presencia destacada en los ámbitos deportivos, siendo fundador y cuando no un partícipe activo de instituciones como la Unión de Rugby de Rosario, la Asociación Rosarina de Básquetbol, la Asociación Rosarina de Atletismo, la Asociación de Hockey sobre Césped del Litoral y la Federación Santafesina de Esgrima. El atletismo fue la actividad inicial del club, pero luego se fueron sumando otros. Hoy también se practica básquet, esgrima, hóckey, natación, waterpolo, rugby, pelota paleta y fútbol amateur para adultos, disciplina esta en la que el gran Roberto Fontanarrosa solía despuntar el vicio. En su momento también se disputaron otras, como beisbol, box, ajedrez, ping pong, remo, tenis y tiro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario