Edición Impresa

Ultimátum europeo a Grecia para que haga las reformas

La "eurocrisis" sin fin. Atenas pagó una deuda con el FMI, pero igualmente recibió el emplazamiento del Eurogrupo, que le exige ir más allá de la esfera fiscal.

Viernes 10 de Abril de 2015

Un ultimátum del Eurogrupo —que reúne a los ministros de Finanzas de los 19 Estados que comparten la moneda común— a Grecia agravó la ya difícil situación de Atenas y su relación con la Unión Europea. El Eurogrupo otorgó seis días a Grecia para que presente un nuevo plan de reformas estructurales que incluya la flexibilización laboral y privatizaciones como condición ineludible para liberar un tramo de 7.200 millones de euros en préstamos. A la vez, Grecia pagó ayer una deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 495 millones de dólares.

El gobierno de izquierda griego, que asumió el pasado 26 de enero, presentó anteriormente un plan de reformas que fue rechazado por sus acreedores y a la vez necesita desesperadamente de los fondos del FMI y sus socios europeos para pagar salarios y otros gastos corrientes.

Los representantes de la "troika" (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI) avisaron que la brecha para alcanzar un acuerdo ha aumentado. Por su parte, el negociador griego informó a sus socios de que Atenas todavía puede cubrir sus necesidades de financiación hasta el 24 de abril, y atribuyó las dificultades de las conversaciones técnicas a la falta de datos y expedientes del gobierno anterior. Las autoridades helenas presentaron la semana pasada a sus socios de la Eurozona un plan de reformas centrado en la lucha al fraude fiscal. Pero la troika considera que sus estimaciones de ingresos son excesivamente optimistas y dice que faltan reformas en sectores fundamentales, como las jubilaciones y pensiones y el mercado laboral. El hecho es que la "troika" ha vuelto a aparecer con todas las letras en la mesa de negociación, cuando el nuevo gobierno griego de Syriza dijo apenas asumió en... que no admitiría más a este trío como interlocutor válido.

En juego está el último tramo de 7.200 millones de euros del actual rescate, que es el segundo que recibió Grecia desde 2010. Atenas espera que el dinero se desbloquee en la cumbre del Eurogrupo del 24 de abril. Pero sus socios ya le han avisado de que no habrá ningún desembolso hasta que no se cierre un acuerdo sobre las reformas. Sin ese dinero, Atenas caerá en default y no podría pagar ni los salarios estatales. El ultimátum de seis días tiene un calendario complicado, porque el fin de semana se celebra la Pascua griega y entre el 17 y el 19 de abril tendrá lugar la tradicional reunión de primavera del FMI, que obligará a trasladarse a Washington a todos los miembros de la troika.

 

Con el Fondo. La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, confirmó ayer que Grecia realizó el crucial pago que adeudaba al organismo. "Sí, he recibido mi dinero", contestó Lagarde cuando se le preguntó sobre el asunto en Washington. Atenas informó previamente que había dado al Banco de Grecia una orden de pago de los 459 millones de euros (495 millones de dólares) que debía al FMI. La dirigente había dicho el domingo al final de una reunión que mantuvo en Washington con el ministro griego de finanzas, Yanis Varufakis, que Atenas se había comprometido a efectuar el pago de su deuda de abril con el FMI. Desde hacía algunas semanas corrían rumores de la imposibilidad de Atenas de cumplir con este pago. Atenas, cuyos recursos han disminuido todavía más desde la llegada al poder a fines de enero del gobierno de izquierda radical de Syriza, espera desde agosto pasado el préstamo de 7.200 millones de euros. Se trata del último tramo de la inyección de 240.000 millones de euros que la UE y el FMI empezaron a suministrar al país en 2010 a cambio de drásticas reformas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario