Edición Impresa

Ultiman detalles para comenzar a demoler las torres de Salta 2141

Esta semana se publicarán los edictos correspondientes. La Secretaría de Hábitat definirá qué firmas desarrollarán la tarea.

Lunes 02 de Septiembre de 2013

Resueltos los informes técnicos y habiendo recepcionado la aprobación del juez Javier Beltramone, a cargo de la investigación tras la explosión en Salta al 2100, la Municipalidad (a través de la Dirección de Asuntos Jurídicos) publicará en conjunto con la provincia y durante esta semana los edictos en los que se informará el comienzo de la demolición de las torres colapsadas y con peligro de desmoronamiento, a lo que se agregarán dos o tres casas linderas que quedaron en ruinas. Cumplido este paso, la Secretaría de Hábitat de la provincia quedará facultada para contratar a la o las empresas que retirarán el material suelto y luego cortarán el hormigón existente.

Con las últimas diligencias judiciales en el territorio y la designación de la pericia oficial a cargo de la prestigiosa empresa marplatense GIE, la torre que da por Salta entre Oroño y Balcarce quedó liberada para su destino final de demolición.

Cabe recordar que hace una semana, la Justicia ya había dado el okey para derribar el módulo de nueve pisos emplazado hacia el centro de manzana, que linda con el estacionamiento del supermercado La Gallega.

Primero fue el aval judicial, luego los informes técnicos de la Secretaría de Obras Particulares, y finalmente un dictamen de la Dirección de Asuntos Jurídicos apuró el último paso para el trámite administrativo que autoriza la demolición de las torres impactadas por deflagración.

Así, y durante tres días consecutivos, en los medios locales se publicarán los edictos. Fuentes oficiales lo preveían para esta semana. Los documentos informarán del procedimiento de demolición una vez que se cierren los contratos con las empresas a cargo del proceso.

Se tratará de un trabajo artesenal, sin implosión, en ambas torres y dos o tres casas linderas con las estructuras colapsadas.

El mecanismo será retirar el material depositado en el piso correspondiente a tabiquería interna, paredes y ladrillos. Y una vez hecha la limpieza de la zona, se cortarán los hormigones a demoler. La Secretaría de Hábitat santafesina será la encargada de contratar a las firmas para realizar esta tarea, que podría demorar entre 3 a 6 meses.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario