Edición Impresa

Ucrania: el ejército reclama al presidente que restaure el orden

Es el primer pronunciamiento público de los militares. El mandatario decretó una amnistía y dejó sin efecto sus leyes represivas

Sábado 01 de Febrero de 2014

Mientras el presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, decretó una amnistía y dejó sin efecto leyes represivas, el ejército se pronunció por primera vez sobre el conflicto entre su gobierno y la oposición. Los militares alertaron sobre el peligro de secesión de Ucrania, y reclamaron medidas para poner fin al "inaceptable" desorden. La zona occidental del vasto país es proeuropea y participa de las protestas, mientras la zona oriental es prorrusa y apoya al gobierno.

Los altos mandos militares ucranianos exhortaron al presidente Viktor Yanukovich a que tome "medidas de inmediato" para terminar con la crisis y "restablecer la concordia social", según un comunicado del Ministerio de Defensa. "Los altos cargos y los funcionarios del Ministerio de Defensa apoyan al presidente de Ucrania en lo que se refiere a la necesidad de estabilizar la situación en el Estado", señala el comunicado, que da cuenta de una reunión de la cúpula militar para debatir los acontecimientos. En esa reunión los altos mandos escucharon al ministro de Defensa, Pavel Lébedev, y a los viceministros y expresaron "preocupación" sobre la "situación sociopolítica". La ocupación de edificios públicos por parte de los manifestantes es "inaceptable", añade la declaración oficial. En suma, el ejército pidió a Yanukovich que "tome de inmediato medidas para estabilizar la situación en el país y conseguir la armonía en la sociedad".

En tanto, el presidente Yanukovich firmó una ley de amnistía para los detenidos en las manifestaciones callejeras y aprobó la revocación de una represiva ley antiprotestas que él mismo había impuesto.Yanukovich sigue activo políticamente pese a estar oficialmente con reposo médico por una presunta dolencia respiratoria aguda. La norma represiva se aprobó por orden de Yanukovich a mediados de enero, y es idéntica a leyes rusas diseñadas para limitar las libertades democráticas. Su sanción sólo logró atizar la protesta popular. Ayer los manifestantes rechazaron de plano la amnistía por estar condicionada a que se retiren de los edificios públicos que han ocupado en Kiev y otras ciudades del oeste de Ucrania. El presidente, de orientación prorrusa, ha estado bajo presión de las calles desde noviembre, cuando desechó un acuerdo de integración de Ucrania en la Unión Europea por presión de Moscú. Esta a cambio le concedió un paquete de créditos de hasta 15.000 millones de dólares, condicionados a su vez a que Kiev se mantenga lejos de Europa.

En tanto, empeora la represión ilegal. La oposición denunció el secuestro de unas 30 personas por bandas violentas reclutadas por el gobierno. Ocho días después de su desaparición, apareció uno de los secuestrados, con evidentes signos de haber sufrido un brutal maltrato. El activista Dmitri Burlatov dijo que sus captores lo torturaron, le cortaron una parte de una oreja y le dejaron la cara trazada por navajazos, algo que resultaba evidente por su aspecto ante la prensa. El líder opositor Vitali Klitschko, quien visitó a Burlatov en el hospital, aseguró que se trató de "un acto para intimidar".

A Munich.Klitschko, ex campeón de boxeo, viajó junto con el dirigente opositor Arseni Yatseniuk a la conferencia sobre seguridad que se celebra en Munich, Alemania, donde pedirán el apoyo de la comunidad internacional. Allí planean hablar con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, la representante de política exterior de la UE, Catherine Ashton. "Nuestro mensaje a la oposición de Ucrania será el completo apoyo del presidente Obama y del pueblo estadounidense para sus esfuerzos", dijo Kerry desde Berlín. "Pero también les decimos que si logran esa agenda de reformas, los instamos a comprometerse, porque más puntos muertos o más violencia no está en el interés de nadie", agregó. También viaja a Munich el ministro de Relaciones Exteriores ucraniano, Leonid Kozhara, que se reunirá con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, y con el comisario de Ampliación y Política Europea de Vecindad de la UE, Stefan Füle.

Un "circo". El viceprimer ministro ruso Dimitri Rogozin afirmó que la reunión prevista hoy en Munich entre el secretario de Estado norteamericano John Kerry y dirigentes de la oposición ucraniana, es un "circo". "Kerry discutirá la situación en Ucrania con el boxeador Klitschko y la cantante Ruslana. Es un circo", escribió Rogozin en Twitter.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS