Edición Impresa

Turquía se hunde en la violencia: un muerto y más de 2.300 heridos

Las protestas comenzaron por la protección de un parque y terminaron exigiendo la renuncia del primer ministro.

Martes 04 de Junio de 2013

El gobierno del premier turco Recep Tayyip Erdogan se enfrenta a una de las peores olas de protesta en la década que lleva al frente del país. Casi inexplicablemente, lo que comenzó como una acción para defender los árboles de un parque público en Estambul se convirtió en una protesta de cientos de miles de personas en todo el país que reclaman su renuncia. Ayer se contabilizaban un muerto y al menos 2.300 heridos, según consignó la agencia alemana DPA.

La protesta comenzó cuando unas 200 personas se congregaron espontáneamente en la plaza Taksim, en el centro de Estambul, para acampar y manifestarse en contra de una iniciativa del gobierno de eliminar el parque Taksim Gezi, a pocos metros de la plaza, para reconstruir unos antiguos barracones militares y emplazar un shopping. El motivo de la oposición comenzó siendo puramente ecológico.

A la madrugada siguiente, la policía irrumpió en la plaza atacando a los acampantes con gases lacrimógenos y avanzando sobre las carpas, quemándolas en algunos casos. La ciudadanía reaccionó acercándose en un número mucho mayor a la plaza, para ser recibida con más violencia policial. Esto redundó en cientos de miles de personas manifestándose por toda la ciudad la noche del pasado viernes.

Más que árboles. Esos árboles pasaron de ser el objetivo de la protesta a un símbolo de la libertad de expresión en Turquía. Los turcos, que venían sintiendo límites en este sentido, quisieron manifestarse pacíficamente en defensa de unos árboles y, de paso, probar cuánta libertad les quedaba para expresarse. La respuesta fueron palos y gases lacrimógenos. Mehmet Alí Alabora, famoso actor turco, dijo a la CNN que fueron a ejercer su libertad de expresión y el gobierno respondió atacándolos, lanzando agresiones directamente contra ellos, tratando de borrarlos de la escena política. La oposición política no ha aparecido en las manifestaciones por el momento.

Ayer se confirmó oficialmente el primer manifestante muerto en las protestas. Se trata de un hombre atropellado por un automóvil, informó el diario Hurriyet citando a la Asociación de Médicos Turcos. Mehmet Ayvalitas, un miembro de 20 años de la Plataforma Socialista Solidaria (SODAP), murió ayer después de que un automovilista ignorara las advertencias de frenar debido a la presencia de manifestantes en el distrito Umraniye, en Estambul. En Ankara, capital de Turquía, hubo fuertes enfrentamientos entre los manifestantes y la policía que terminaron con 500 detenidos. Los protestantes han tenido actitudes violentas también contra la prensa a la que acusan de no cubrir cabalmente las manifestaciones.

El premier turco, desde el comienzo de las protestas el martes pasado, tuvo palabras despectivas hacia los manifestantes, tildándolos de ser un grupo marginal, llamándolos extremistas y acusándolos de responder a agitadores extranjeros contra la democracia turca. Declaró también que estos hechos no eran una "Primavera turca" (en referencia a la primavera árabe, el movimiento que en 2011 explotó en Medio Oriente y terminó derribando dictaduras en Túnez, Egipto y Libia). Ayer Erdogan se burló de quienes lo llaman dictador y dijo que no tenía nada para decirles.

El jefe de la oposición, Kemal Kilicdaroglu, pidió la intervención del presidente Abdullah Gül. El líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP) se reunió con el mandatario turco para deliberar sobre la crisis. Kilicdaroglu hizo hincapié en el poder constitucional que tiene Gül para convocar en cualquier momento al Parlamento u organizar una reunión de gabinete bajo su presidencia. Gül es considerado un político conservador, pero que tiene equilibrio político. Debido a que Erdogan aspira al cargo de presidente, el futuro político del premier no está claro.

Gobierno en caída. Erdogan, líder del islamista Partido por el Desarrollo y la Justicia, que fue democráticamente electo tres veces y ya lleva una década en el poder, aparecía como un gobernante exitoso, especialmente visto desde sus aliados occidentales, quienes lo tenían como un modelo para las emergentes democracias de Medio Oriente. En esta década, el gobierno triplicó el salario promedio, hizo florecer la economía, logró desplazar al ejército del poder político, reformó la justicia y se encaramó como una pieza central para la política estadounidense en la región. Sin embargo, últimamente, ha virado hacia un autoritarismo que ya había alzado protestas, especialmente de la juventud no religiosa. La persecución de la prensa y de la mayoría de la oposición legítima y, últimamente, los limites a la distribución de bebidas alcohólicas levantaron quejas generalizadas, incluso de miembros fundadores del propio partido de Erdogan, que se alarmaron y pidieron que no se deje de escuchar a la gente. Así y todo, esas actitudes no habían hecho reaccionar a la sociedad turca en su conjunto. Por ello, la reacción policial al reclamo por los árboles del parque Taksim Gezi fueron el detonante de una reacción en cadena que nadie se esperaba.

El cuestionado premier salió de gira regional

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha decidido mantener su gira por Africa del Norte, a pesar de las protestas, informó a la agencia francesa AFP un responsable turco.

Erdogan viajó ayer por la mañana a Marruecos, antes de dirigirse a Argelia y Túnez, añadió. “Pasará una noche en cada país”, y regresará a Turquía el jueves, indicó la fuente, que pidió el anonimato.

Los mandatarios intercambiarán pareceres sobre las “relaciones políticas, económicas y culturales” y sobre “el desarrollo regional e internacional”, dijo la oficina del primer ministro en un comunicado.

Erdogan asistirá también a reuniones de negocios y participará en Túnez en la primera reunión del consejo de cooperación estratégica entre Túnez y Turquía.

Antes de partir, dio una conferencia de prensa donde volvió a realizar comentarios despectivos hacia los manifestantes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS