Edición Impresa

Tropas rusas tomaron el control de dos bases ucranianas en Crimea

Kiev lanza un ultimátum a Moscú para que libere al jefe de la armada y prepara maniobras militares con Estados Unidos y Gran Bretaña.

Jueves 20 de Marzo de 2014

Soldados rusos tomaron ayer bases militares de Ucrania en Crimea y detuvieron al jefe de la marina ucraniana, tras lo cual Kiev anunció que prepara la evacuación de sus tropas y que celebrará ejercicios militares conjuntos con Estados Unidos y el Reino Unido, en otra vuelta de tuerca del peor conflicto europeo en lo que va del siglo. Kiev también dio un ultimátum a las autoridades de Crimea para liberar al almirante Serguii Gaiduk, capturado en la sede de la marina en Sebastopol.

Horas antes, las fuerzas prorrusas habían ocupado una base naval ucraniana en Novoozerne, en el oeste de la península, tras tomar, también ayer, el cuartel general de la marina en el puerto de Sebastopol sin disparos, al día siguiente de la muerte de un militar ucraniano y de un miliciano prorruso en un intento de asalto contra una unidad militar ucraniana en Simferopol, la capital regional. El martes, tras la muerte de un militar ucraniano, Kiev autorizó a sus tropas en Crimea el uso de armas en defensa propia y ayer estudiaba su evacuación. Se calcula que en Crimea hay en este momento unos 14.500 soldados ucranianos.

Luz verde a la anexión. En Moscú, el Tribunal Constitucional ruso validó por unanimidad el tratado sobre la incorporación de Crimea, firmado el martes por el presidente Vladimir Putin, pese a las amenazas de sanciones de los países occidentales por esa primera expansión de las fronteras rusas desde la Segunda Guerra Mundial. El presidente ruso, Vladimir Putin, había presentado el tratado a la Corte para su estudio. Ahora el texto tiene que ser ratificado por la Duma estatal (Cámara baja), previsiblemente hoy, y por el Consejo de la Federación (Senado), el viernes. Por el momento, Rusia comenzó a extender pasaportes a la península ucraniana de Crimea. "Todos los residentes de Crimea que se dirijan a las autoridades obtendrán un pasaporte en el que consta que desde el martes son ciudadanos de la Federación Rusa", dijo el director del departamento de Inmigración, Konstantin Romodanovski.

Ucrania y los países occidentales no reconocen la legalidad del referendo en el que los crimeos votaron a favor de unirse a Rusia, ni tampoco el tratado de anexión rubricado el martes en Moscú. Tanto Estados Unidos como la Unión Europea y Japón anunciaron esta semana sanciones contra Moscú, a las que ayer se unió Australia, que bloqueó las cuentas y prohibió la entrada al país a 12 funcionarios. En este contexto, Alemania suspendió un importante proyecto militar con Rusia, a la que planeaba entregar un campo de entrenamiento equipado. Según el diario Die Welt, se trata de un proyecto de unos 100 millones de euros.

En momentos en que el secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, viajó ayer a Rusia para tratar de buscar una solución pacífica a la crisis por Crimea, el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, de gira por los países bálticos y Polonia, advirtió de "más sanciones por parte de Washington y la UE", después de las anunciadas el lunes contra un número limitado de personalidades rusas y ucranianas prorrusas.

Ayuda financiera. La UE anunció ayer la entrega de otros 1.000 millones de euros de ayuda financiera a Ucrania, siempre que el gobierno de Kiev implemente reformas, informó el comisario europeo de Asuntos Monetarios, Olli Rehn. Esos 1.000 millones de euros se unirán a otros 610 millones de ayuda ya aprobados, ambos parte de un paquete de ayudas de 11.000 millones de euros que Bruselas otorgará a Kiev en los próximos años. En este marco, la Comisión Europea pidió ayer a Ucrania una reforma de los precios de la electricidad, masivamente subvencionados, y que luche contra la corrupción a cambio de la ayuda financiera.

Los líderes de la UE se reúnen en cumbre hoy y mañana con posiciones divididas, los más "duros" piden sanciones económicas y financieras, los otros esperan un diálogo con Moscú sin decidirse aún a asumir el costo que supone tomar medidas más fuertes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS