Edición Impresa

Triple crimen: marcha en la antesala del juicio

Ayer familiares y amigos de los jóvenes asesinados en la villa Moreno en enero de 2012 manifestaron frente a los Tribunales.

Viernes 03 de Octubre de 2014

"En estos 33 meses la muerte de Jere, Mono y Patom rompió el corazón de la gente del barrio", afirmó ayer el pastor Eduardo Trasante en la puerta de los Tribunales. Allí se reunieron familiares, amigos y compañeros de militancia de los tres jóvenes asesinados el 1º de enero de 2012 en lo que consideraron la última marcha antes del juicio oral y público en el que se juzgará la conducta penal de los cuatro acusados como autores materiales de la fatal balacera.

Jeremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez fueron asesinados en una canchita de Presidente Quintana y Dorrego. Los jóvenes esperaban a unos amigos para ir a una fiesta hasta que cinco hombres (según la pesquisa) arribaron al lugar para vengar una balacera ocurrida horas antes contra Maximiliano "El quemadito" Rodríguez. Los recién llegados buscaban a Ezequiel Villalba, acusado por ese ataque, pero terminaron matando a los tres muchachos que no tenían nada que ver.

Ayer, frente a los Tribunales, el pastor Trasante (padre de Jeremías), Lita Gómez (madre de Mono) e Ignacio Rodríguez (padre de Patom) sostuvieron una pancarta del Frente Popular Darío Santillán, la agupación política donde militaban las víctimas.

"Esperamos una condena ejemplar tanto para los que están adentro como para los que todavía están en la calle creyéndose los dueños de la vida de la gente", dijo el pastor Trasante.

—¿Eso quiere decir que hay personas involucradas en el hecho que no fueron imputadas?

—Sí. Hay varias cosas que se van a saber durante el juicio, respondió Trasante.

"La Justicia ha trabajado en forma acelerada. La presión mediática ha hecho que en alguna manera el gobierno tuviera una respuesta comprometida con nuestra causa. Tanto desde la Nación como desde la provincia hubo un respaldo importante. Ahora, como papá y compañero de lucha, espero que a otros casos se les dé la misma importancia para que no sigan impunes", sostuvo el pastor.

A su turno, Lita Gómez atribuyó el esclarecimiento del caso al trabajo militante del Frente Darío Santillán más que al accionar de la Justicia. "Esta es una marcha simbólica porque va ser la última antes del juicio. No estoy tan conforme con la Justicia como con mis compañeros, porque si ellos no se organizaban y militaban, hubiese ocurrido como con tantas otras causas encajonadas e impunes".

"En estos 33 meses el barrio cambió mucho a partir de que el gobierno tomó cartas en el asunto y modificó el ámbito natural abriendo calles y alumbrándolas. Lo que fue la villa Moreno desde algunos años a esta parte ha cambiado tras la muerte de los chicos", señaló Trasante.

El pastor anunció que durante el juicio oral se va a instalar una carpa en la puerta de Tribunales. "Tenemos un respaldo del cielo y creo que Dios en esto nos da la ayuda que necesitamos. También confiamos en que el tribunal va a dar el dictamen que esperamos y es por eso que seguimos cada mes esta lucha", agregó.

Acusados. A fin de mes o principios de noviembre Sergio "El quemado" Rodríguez, Daniel "Teletubi" Delgado, Brian "Pescadito" Sprio y Mauricio Ezequiel Palavecino estarán en el banquillo de los acusados frente a los jueces Gustavo Salvador, José Luis Mascali e Ismael Manfrín. Los fiscales serán Nora Marull y Luis Schiappa Pietra.

El otro acusado, Brian "Damiancito" Romero fue condenado a 8 años de prisión en un juicio abreviado que homologó el juez de Sentencia Julio Kesuani.

En mayo de 2012 el juez de Instrucción Juan Andrés Donnola, procesó a Rodríguez, Romero, Delgado y Sprio como coautores de triple homicidio agravado por el uso de armas de fuego y por la intervención de un menor. Palavecino, en tanto, fue procesado por los mismos delitos pero como partícipe necesario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario