Edición Impresa

Trigo: el gobierno amenazó con aplicar la ley de abastecimiento

Dieron 48 horas a los exportadores para que vuelquen cereal suficiente al mercado interno. La Nación interviene para evitar la escasez y el encarecimiento de la harina y el pan. Relevamiento en empresas del sector.

Jueves 04 de Julio de 2013

El gobierno nacional advirtió a los exportadores de trigo que si no normalizan el abastecimiento en el mercado interno en un plazo de 48 horas les aplicará la ley de abastecimiento.

Según hizo trascender la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Guillermo Moreno, el organismo emplazó a exportadores para que en dos días normalicen el mercado de trigo, bajo amenaza de aplicar los alcances de esa norma, por la cual se puede llegar a decomisar la existencia del cereal a productores y acopiadores.

Si bien no existe medida alguna por escrito, fuentes de esa Secretaría dijeron que si no se normaliza el mercado interno de trigo el viernes se implementará la ley.

El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, había afirmado que el trigo alcanzaría para abastecer al consumo interno, pero todo indica que hay problemas. El martes dijo que el gobierno esperaba el excedente del cereal "a disposición del mercado", y aseguró que si esto no sucede el Estado "tomará medidas".

Yauhar avaló ayer la aplicación de la ley de abastecimiento a aquellos exportadores de cereales que no alcancen a regularizar la situación en el mercado de trigo, para lo cual ya comenzó un relevamiento de acopiadores y empresas exportadoras que puedan llegar a tener un stock de trigo.

"En estos momentos estamos haciendo un relevamiento de todos aquellos acopiadores o exportadores que pueden llegar a tener un stock de trigo y no lo quieren entregar", advirtió. Describió que en Argentina se produjeron 9 millones de toneladas de trigo y se consumen 5,5 millones de toneladas. De las nueve millones toneladas se exportaron poco más de un millón, "lo que quiere decir que hay 7,5 millones de toneladas disponibles", estimó Yauhar, quien confirmó que "eso obliga a un corrimiento de los precios de la harina".

El funcionario advirtió: "O normalizan esto por las buenas o el Estado tomará todas las medidas que tiene que tomar para que rápidamente aparezca el trigo y la harina en la mesa de todos los argentinos", dijo.

La escasez de trigo en el mercado interno provocó que la harina aumentara más de 200 por ciento en el primer semestre del año, de modo que el pan llegó a venderse a 20 pesos el kilo en algunos locales. Con esta presión, los panaderos de Rosario y otras ciudades dejaron de comprar el insumo por unos días y advirtieron sobre el cierre de establecimientos y suspensiones de personal.

Tregua. Panaderos y molineros de todo el país se reunieron el martes en Buenos Aires para llegar a un acuerdo. La federación que agrupa a los elaboradores de harina prometió a congelar el precio de la bolsa de 50 kilos, hoy en unos 270 pesos, hasta fin de año. al mismo tiempo se comprometió a subsidiar un 10 por ciento del volumen entregado para elaborar el pan social, de 10 pesos el kilo.

Para cumplir con esos compromisos, el gobierno cerró las exportaciones de trigo primero y las de harina después. Además instruyó a molinos y exportadores a volcar 370 mil toneladas cada uno al mercado interno.

Los empresarios exportadores dicen que hay alrededor de 200.000 toneladas de trigo cuya exportación se canceló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS