Edición Impresa

Trezeguet: "Esta es una nueva aventura y me preparo para esto"

El delantero de Newell's sabe que puede dar más y se metió de lleno a ejecutar con dureza la pretemporada y mostrar sus cualidades en el fútbol argentino.

Martes 21 de Enero de 2014

Entrena con intensidad y se prepara. Intenta cultivar el perfil bajo, más allá de que es otro de los jugadores que posee un currículum envidiable. David Trezeguet, de él se trata, sabe que puede dar más y se metió de lleno a ejecutar con dureza la pretemporada y mostrar sus cualidades en el fútbol argentino. "Este principio de año será diferente y positivo, tanto en lo personal como grupal", dice en el inicio de la charla a fondo que tuvo con Ovación en un intermedio de un exigente doble turno. Se lo nota ansioso e ilusionado por lo que se viene, en lo que considera "un reto que me gusta". Llegó hace seis meses a un Newell's con un estilo amoldado, diferente a los que conocía y en el que intentó acoplarse y con la misión de jugar la Copa Libertadores, uno de los torneos que le falta disputar en su enorme carrera. "Esta es una aventura más y me preparo para esto", sostiene con firmeza y con palabras medidas.

No es un jugador más. David es otra de las estrellas que iluminan el campamento leproso. Un jugador de jerarquía, con peso propio y profesional. Se mueve como tal. Está acostumbrado a ese estilo y le gusta el orden sin saltear ningún eslabón. Cuando el enviado de este diario propuso la nota la respuesta fue rotunda: "No hay problema. Combiná día y horario con la gente de prensa". Y así, antes de la hora señalada, aguardaba sentado alrededor de una de las mesas del bar del hotel para ser entrevistado. Y habló de todo. De sus ganas de "realizar otro torneo siendo protagonista", de lo difícil que será el cuatrimestre "por la cantidad de partidos", sobre su objetivo trazado de "volver a ganar otro título", su futuro en el fútbol, la "educación" que falta imponerse en nuestro país y hasta de su meta de buscar un espacio "para terminar la secundaria en Rosario, algo que quiero darles a mis padres".

Si hay algo que inculca que sea algo habitual en los jugadores es la expresión. Tener un buen léxico. Por eso habla pausado, midiendo las palabras y de manera extensa. En el inicio de la charla habla sobre su realidad, teniendo en cuenta cuando llegó, dijo que "es diferente y positivo. Tanto en lo personal como grupal. Los chicos hicieron un torneo bárbaro. En mi caso al no hacer una buena pretemporada, lo sentí. Venía de una lesión, estaba en recuperación y no tuve el tiempo necesario para realizar una buena base. Hoy es diferente, tuvimos vacaciones y ahora el espacio necesario para trabajar con intensidad, calma y sacrificio. Pero sabemos que la tenemos que hacer porque nos jugamos cosas valiosas en un corto tiempo".

—Desde afuera se supone que le podés dar mucho más al equipo, precisamente por haber tenido la chance de hacer la pretemporada.

—Esa es la idea. En este primer semestre quería volver a la plenitud después de la lesión. Por suerte lo pude hacer y participar. Es verdad que al final del torneo, tanto yo como el grupo, sentí el cansancio. Ahora cambió la historia. Hice un trabajo más de carga. El cuerpo técnico decidió que me exija más lo físico y deje un poco de lado los amistosos. Lo estamos haciendo bien. No tener dolor es valioso. Y poder trabajar a la par de mis compañeros y de manera intensa te hace sentir bien.

—Tus compañeros y el propio técnico coinciden en que es un plantel muy corto para muchos partidos. En la posición de nueve estás vos, y detrás tuyo hay chicos muy jóvenes que tendrán un peso grande al reemplazarte.

—Es verdad que es un grupo donde hay jugadores de edad importante y atrás muy jóvenes. Creo que se están preparando bien, logrando una buena base de trabajo. Se hace hincapié en ellos porque tendrán que ser protagonistas en el torneo o la Copa. Se los va preparando de a poco. Tienen que estar atentos porque van a tener la chance.

—Cuando llegaste tu primera referencia fue sobre la Libertadores. Como si fuera una idea fija.

—Sí, era un objetivo muy preciso y fijado por mí porque es la primera vez que la voy a jugar. Tendré la chance de conocer otros países, otros rivales con diferentes características, una competición muy dura de acuerdo a lo que hablé con mis compañeros. Me preparo para eso. Estamos en un grupo complicado, pero habrá que tratar de estar a la altura de las circunstancias.

—¿Qué te falta para colmar tu cadena de logros deportivos?

—Mi objetivo es ganar un título más y jugar la Copa, algo que ahora voy a cumplir. Tuve la chance de ganar todo o casi todo. Y a medida que pasa el tiempo uno se concentra en cosas muy precisas. Estas son las mías. Primero quería volver a un cierto nivel y adaptarme a un sistema. Fueron seis meses de adaptación interesante. Ahora vienen otros importante para mí e intentar hacerlo lo mejor posible, siempre con la meta de ganar algo.

—¿Qué es lo diferente que notás en Newell's?

—Es un club que logró un pleno crecimiento después del período de Martino, quien hizo mucho hincapié sobre lo futbolístico. Demostró en el ámbito local e internacional ser un equipo apreciado y con objetivos claros; que ambiciona obtener títulos, algo valioso en la mentalidad de un conjunto. Se sigue creciendo. Hay jugadores de experiencia y jóvenes. Y en este semestre será importante que todos estemos a la altura. Todos debemos ser partícipes de esta nueva aventura. Newell's es respetado y tiene una imagen de un fútbol muy preciso, algo admirable. Los que llegamos tratamos de adaptarnos a un sistema. Y esto es interesante para uno que tiene cierta edad y tuvo la suerte de conocer diferentes clubes y estilos. Es algo diferente, con un sistema que nunca jugué y características de jugadores que no conocía. Es un reto que me gusta.

—Ser famoso acarrea limitaciones. ¿Qué es lo que no podés hacer y quisieras?

—Sí, sin dudas. Mirá, yo conocí dos etapas diferentes de lo representa Sudamérica en Europa. Allá el jugador tiene una más participación en lo social y cultural, algo que aquí debería hacerse. Tenemos una imagen fuerte hacia los más jóvenes. Es una vida muy limitada y generalizada. Hay momentos en los que es bueno pensar en el fútbol, pero también en otras cosas. Esa es la línea a seguir. Pero bueno, con el paso del tiempo uno se va adaptando a esta vida que es un tanto anormal. Es valioso hacer una vida común, intentar estar presente en cada momento de la vida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS