Edición Impresa

Tres procesados por asesinar al líder de la banda de Los Monos

Para la Justicia Luis "Pollo" Bassi instigó el homicidio ejecutado por Milton Damario y Facundo Muñoz en una disputa territorial.

Jueves 03 de Julio de 2014

El crimen del sindicado jefe de la banda de Los Monos Claudio "Pájaro" Cantero en la puerta de un boliche de Villa Gobernador Gálvez, episodio que desató el año pasado una sangrienta escalada de atentados en represalia, fue atribuido a una "puja de bandas" para ganar territorios, continuidad y poderío en el mundo del delito. Ese trasfondo advirtió tras el crimen el juez de Instrucción Juan Andrés Donnola, quien procesó a Luis "Pollo" Bassi como instigador del ataque y a dos supuestos soldados suyos como autores materiales de la ejecución.

A ese grupo el juez le atribuyó "una clara participación en conjunto en un hecho que los convoca y que los hace ocultarse luego de consumado". Para el magistrado existen "pruebas de importancia, además de las indiciarias, que infieren que el homicidio de Cantero resulta consumado por los imputados en la causa, con la instigación aportada por quien aparece como el jefe natural" del trío de acusados.

Así se expidió al resolver el caso en base a informes policiales, mensajes de texto interceptados a uno de los implicados y testimonios de familiares de damnificados en la "cacería" posterior al crimen. El principal elemento son escuchas telefónica al círculo directo del Pájaro en las que se atribuye el homicidio a los acusados. En esos diálogos, dice la resolución, se advierte que hubo tareas de espionaje para conocer dónde se ocultaban, cómo se movían y dónde vivían sus familiares.

Los acusados. Como instigador del ataque a Cantero fue procesado Luis Bassi, de 28 años y ex integrante de la barra brava de Newell's, quien administra una remisería familiar y un boliche en Villa Gobernador Gálvez. Dos de sus hermanos, Maximiliano y Leonardo, fueron asesinados a tiros entre diciembre y febrero pasados en la remisería familiar, en dos episodios que en Tribunales se consideraron posibles actos de venganza.

Milton Emanuel Damario, de 25 años y señalado por la policía como "el sicario" de Bassi, fue procesado como ejecutor. El joven también está preso y camino a juicio por otros dos homicidios (uno de ellos en sociedad con Bassi) y ayer fue condenado a tres años y medio de cárcel por la portación de un arma de guerra (ver página 32). El tercer implicado como coautor material es Facundo "Macaco" Muñoz, de 23 años.

El delito que les adjudican es homicidio calificado por el concurso de dos o más personas, además de las lesiones graves causadas en el ataque a un acompañante del Pájaro. La figura prevé prisión perpetua y se juzgará en audiencias orales y públicas. A los tres les dictaron la prisión preventiva y se les dispuso un embargo sobre sus bienes hasta cubrir los 300 mil pesos.

Un cuarto detenido por el crimen, Osvaldo Maximiliano "Popito" Zalazar, a quien le habían secuestrado armas en su casa, fue procesado por cinco hechos de tenencia ilegítima de armamento civil y de guerra. Está bajo prisión preventiva atenuada. Por último Héctor Daniel G., quien estaba acusado de encubrimiento, recibió la falta de mérito y se dispuso su libertad: se constató que, aunque era conocido de Zalazar, estaba realizando tareas de albañilería en el lugar donde fue detenido y donde se secuestraron varias armas.

Asimismo, Donnola ordenó la búsqueda de otros mencionados en la investigación y para ello abrió una causa aparte a fin de no demorar el trámite hacia el juicio por el crimen del Pájaro, hecho que originalmente investigó el juez Hernán Postma. Además, para el juez quedó evidenciado "un trasfondo de actividad ligada al narcotráfico" y por eso giró todo a la Justicia federal.

El ataque. Claudio Ariel Cantero fue asesinado cerca de las 6 del domingo 26 de mayo de 2013. La noche previa había ido a bailar con amigos al boliche Yamper (Ovidio Lagos al 5000) de Rosario hasta que, al amanecer, decidieron ir a Infinity Night, en la colectora de Circunvalación y San Martín, en Villa Gobernador Gálvez. Al llegar bajaron del auto pero no alcanzaron a entrar: el Pájaro estaba orinando frente a un galpón cuando fue atacado a tiros por dos personas que huyeron en una Ford EcoSport gris oscura.

Fueron unos 15 tiros y a Cantero lo alcanzaron tres. Uno le entró por el hombro derecho y le atravesó un pulmón y el corazón. Sus allegados lo llevaron al Hospital de Emergencias, pero la hemorragia fue letal. Otro balazo lo alcanzó en el antebrazo izquierdo y el tercero en la oreja izquierda. Uno de los jóvenes que lo acompañaban, Lisandro Mena, fue herido en la pierna izquierda. Siete meses más tarde, el 25 de diciembre pasado, este muchacho fue asesinado a tiros frente al casino.

El crimen del jefe de Los Monos disparó en pocas horas una saga de venganza que se cobró cuatro muertos. El 27 de mayo, cuando llegaba a su casa de zona sur tras salir de Tribunales, mataron al dueño de la disco Infinity, Diego "Tarta" Demarre. Como ejecutor de ese crimen fue procesado un hermano del Pájaro, Ariel Máximo "Guille" Cantero. El 28 de mayo, en tanto, en un demencial atentado en Francia y Acevedo, mataron a Marcelo Alomar, Nahuel César y Norma César. Estos últimos, hermano y madre de Milton César, a quien en un primer momento los rumores sindicaban por el ataque a Cantero pero que fue desvinculado tras estar preso por el crimen.

Escondidos y buscados. Los nombres de Damario, Muñoz y Bassi llegaron a la causa por distintas vías. "El comentario tanto en la puerta de Infinity como en el Heca era que Pollo Bassi y su gente habían matado al Pájaro. Y en la policía me decían que podía ser Milton Damario", declaró Eric, quien estaba con Cantero aquella noche trágica.

"Yo sé que Milton Damario y Macaco, por orden del Pollo Bassi, mataron a Cantero. Por eso se desató todo esto", apuntó un familiar de Marcelo Alomar, uno de los asesinados en Francia y Acevedo. "Cuando lo matan a Cantero él me dijo que habían sido Macaco, Damario y Bassi". También se sumaron a la causa escuchas en las que se revela "un conocimiento entre los imputados" que "tratan de no ser detectados y estar atentos a algún peligro".

Así, del celular secuestrado a Macaco Muñoz surgen mensajes de texto con su entorno en los que es alertado de "los peligros a que se ve sometido porque lo tratan de asesinar en respuesta al homicidio de Cantero". Por ejemplo, le sugieren: "Ey, avisá al toque, cualquier cosa llevate un chaleco y la metra donde te quedes". O: "Quedate con los guachos tuyos de confianza y ojo que en un ratito sale la yuta a la calle".

El mismo Muñoz, en otro mensaje de texto, dice: "Cuando le gane ésta van a ver que me quedo con todo La Granada. Andan diciendo que me mataron y acá estoy, más vivo que nunca". Y escribe: "No me deja salir Pollo desde que le dijeron que me querían matar". En otro mensaje dice: "¿Los Cantero adónde están ahora? No pisaron Gálvez y si pisan se la van a ver complicada. La guerra se las voy a dar: me van a matar, pero se los mato a todos". El juez tomó el ocultamiento de los implicados como indicios en su contra.

En simultáneo, en escuchas al prófugo hermanastro de Cantero, Ramón "Monchi" Machuca, se detectó un operativo de los familiares del Pájaro para ubicar a los ahora procesados. Según el fallo, Machuca gestionó municiones y recabó datos sobre dónde estaban, dónde escondieron la EcoSport y dónde vive la abuela de uno de ellos.

En una de esas charlas, un conocido le dijo a Machuca que su señora estaba en la puerta de Infinity y había visto tirar a Macaco. "Eran los soldados de aquel gil boludo. Mi señora lo vio a Macaco pero dice que bajaron cuatro. Cuando empiezan a tirar ella se metió para adentro", reveló. Y prometió su ayuda para cuando "pase el luto": "Esos pibes son boleta. Hay que esperar. Hay cosas que se comen frías".

"Una lucha territorial"

El juez Juan Andrés Donnola atribuyó la motivación del crimen del Pájaro Cantero a una puja delictiva entre bandas por espacio territorial, continuidad y poderío. Si bien una hipótesis policial señalaba como posible ideólogo a Luis Paz, el padre de Martín "Fantasma" Paz (cuñado de Cantero asesinado ocho meses antes) el juez descartó esa versión. En cambio, consideró que "aparece más visible una disputa con acciones de predicamento y lucha territorial en el barrio La Granada que eventualmente pretendía ser ganado por los autores del hecho mediante la consabida lucha frontal de bandas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS