Edición Impresa

Tres comercios ya se preparan para reabrir sus puertas en la Zona Cero

Reparados los efectos de la explosión, ahora resta pintar y rearmar cada local para atender al público. Hay tres líneas de crédito en danza.

Miércoles 04 de Septiembre de 2013

Lentamente, los más de 60 comercios afectados en la zona de Salta al 2100 intentan recuperase tras el efecto devastador de la explosión. En los próximos 15 días, tres de ellos reabrirán sus puertas al público en un lugar que cambió su fisonomía y pugna por recuperar su actividad. En este marco, la provincia y el municipio ofrecen tres líneas de crédito subsidiadas, mientras que ya rige la exención para tributos municipales de acuerdo a la ubicación de cada local.

El Ministerio de Producción santafesino y su par municipal tienen relevada la cantidad de locales afectados por la explosión del 6 de agosto. Son 66, divididos en tres zonas específicas. La uno (Salta 2100 vereda par e impar), la dos (Oroño al 100 y al 200 vereda impar, Jujuy al 2100 vereda impar, Balcarce al 100 y 200 veredas par y Catamarca al 2100 vereda par) y la tres (Oroño al 100 y 200 vereda par, Jujuy al 2100 vereda par, Balcarce al 100 y 200 vereda impar y Catamarca al 2100 vereda impar).

"Se trata de los locales que registraron algún daño y pueden tramitar algún crédito. De ellos, 16 ubicados en Salta al 2100 pueden acceder a los 20 mil pesos en subsidios que dispone la provincia", explicó la secretaria de la Producción santafesina, Eleonora Scagliotti, al estimar que "tres de los comercios de Salta y Balcarce podrían reabrir en los próximos días".

Volver a empezar. Cecilia Escudé tiene hace 8 años su negocio de regalería Ambar en Balcarce 192. Ayer atendió a La Capital en medio de los preparativos para reabrir tras la tragedia del 6 de agosto.

"Hay que rearmar todo el negocio. Las roturas en los vidrios y aberturas ya están reparadas y hay que pintar", explica para reflexionar sobre la vuelta al barrio. "Tengo sentimientos encontrados, pensé en seguir o no. El apoyo de la gente siempre fue buena, llevará un tiempo pero nunca volverá a ser lo que fue. Ahora es una nueva apuesta, veremos qué pasa", razona la mujer.

Pablo Rosales, es propietario del negocio de ropa para bebé Reina Batata en Salta 2108. "Ahora hay que pintar, nos puede llevar una semana más. Ojalá esté listo para el otro lunes", estimó ante este diario al digerir la tragedia "con espíritu optimista".

"Apunto al barrio, las cosas de a poco van a mejorar, pero muchas no se volverán a recuperar jamás. Será duro al principio, hay mucha solidaridad de los vecinos que nos empujan a reabrir para reactivar la zona", insistió.

Con entrada por Salta y salida por Balcarce hay una casa de fotografía. "Todavía tenemos todo dado vuelta y hay que armar el negocio. Nos falta pintar, arreglar y cambiar las cerraduras. La verdad es que el regreso será bastante difícil, no hay un alma en la calle. El barrio está muy cambiado y eso deprime un poco. Ojalá podamos trabajar como antes", dice Gladys Molina.

Ayuda por tres. "Los comerciantes de las tres zonas tienen tres alternativas de crédito", explica Scagliotti. Cincuenta mil pesos de uno personal a través del Banco Municipal con subsidio de tasa por parte del Ejecutivo santafesino al 5 por ciento con plazo de 60 meses.

Otra línea crediticia es hasta 150 mil pesos al 10 por ciento anual, pagadero a 36 meses con un semestre de gracia. La otorga el Banco Municipal a un tasa subsidiada por el Ministerio de Producción.

La funcionaria agrega lo que ayer, el propio responsable del área Carlos Fascendini, vino a materializar: un fondo rotativo a través de la Agencia de Desarrollo de la Región Rosario (Aderr) por 1,5 millón de pesos. Cada beneficiario podrá acceder hasta 50 mil pesos con tasa cero, gastos administrativos al 5 por ciento a 36 meses y un semestre de gracia.

Este empréstito apunta a comerciantes pequeños, monotributistas hasta la categoría H. Es válido para bienes de uso y de capital de trabajo.

"Hace dos semanas nos reunimos con los comerciantes afectados en el Distrito Centro y ofertamos estas alternativas", amplió Scagliotti.

Entre ellos hay rubros como venta de celulares, dietética, almacenes, bares, cerrajerías, bazar, telecentros y maxiquioscos.

Hasta ayer, los 66 comercios damnificados habían hecho contactos con autoridades de la Intendencia y del Banco Municipal para analizar qué línea resultaba más conveniente.

En el caso de los comercios de Salta 2100 ya habían recibido los subsidios de 20 mil pesos otorgados por el gobierno santafesino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS