Edición Impresa

“Trato de inventar un camino propio”

El Chávez llega hoy a Rosario para presentarse, a las 22, en El Banquito Ferroviario, Alvear 165, en una nueva edición de la Fiesta Fluorescente.

Sábado 30 de Noviembre de 2013

“Apuremos el agite que se viene el bajón”, canta Matías “El Chávez” Méndez en “El subidón”, el primer corte de su nuevo álbum, “Brooklin Güiros”, que invita a la pista de baile con el ritmo de la electrocumbia que él convirtió en un estilo. Sin embargo, en este disco, el músico y productor también se acercó al formato canción, influenciado por la particular fusión de estilos de Beck y su disco emblemático de los 90, “Mellow Gold”. Con una banda ya consolidada, y muy confiado en la originalidad de su proyecto, El Chávez llega hoy a Rosario para presentarse, a las 22, en El Banquito Ferroviario, Alvear 165, en una nueva edición de la Fiesta Fluorescente. Como grupo invitado actuará Exonora Plosión, y después la música seguirá con DJ Lauphan.

   “«Brooklin Güiros» es mi tercer álbum, y cierra una especie de trilogía conceptual”, explicó El Chávez. “En el primero, «Morón City Groove» (2010) empecé a hacer este estilo (la electrocumbia), y disco a disco lo estoy puliendo y perfeccionando, y también voy abriendo ramas de músicas nuevas y explorando. Además la banda se fue solidificando. Esto empezó siendo un proyecto solista y ahora es un proyecto grupal. Este disco tiene ese condimento, son muchas cabezas y mucha gente poniéndole el cuerpo y el alma. Eso está implícito en el espíritu del álbum”, aseguró.

   El ex integrante de grupos de rock como Arbol y Nuca reveló que en su nuevo trabajo probó con componer en un formato “más cancionero”. “Los discos anteriores están más relacionados con la música electrónica, donde todo se va desarrollando arriba de un mismo loop. En este disco quise empezar a abrir el abanico hacia la canción folk. Empecé a meter acústicas, escribí estribillos más cancioneros, tenías ganas de plasmar eso”, relató.

   Esta tendencia es novedosa para El Chávez, pero no responde a un capricho. “Ultimamente le estoy prestando más atención a las canciones, incluso empecé a escuchar a (Andrés) Calamaro, que nunca había escuchado en mi vida. Tal vez sea la edad, me estaré volviendo viejo”, dijo entre risas el cantante de 36 años. En ese sentido también admitió que le gusta mucho Beck. “El es una influencia directa para mí, es uno de mis artistas favoritos. Tiene el folk como uno de sus pilares y lo mezcla con un montón de elementos. Me resultó de mucha inspiración la forma en la que él trabaja, muy despojada y sin límites. Su disco «Mellow Gold» es uno de mis discos de cabecera”, afirmó.

   En 2011 la música de El Chávez encontró eco en la televisión, cuando su tema “El nervio popular” se convirtió en un éxito a través del programa “El puntero”. Sin embargo, más allá de aquel chispazo, el músico siempre encontró resistencia en los medios masivos. “Yo estoy descubriendo modos alternativos de difusión, y creo que en un punto no necesito de la difusión mainstream para poder crecer”, apuntó. “Este año fuimos de gira a México por primera vez y me pasó algo muy loco. Ahí me encontré haciendo notas con medios grandes de allá que me abrieron sus puertas, me dieron la bienvenida y me apadrinaron. Sentí un respaldo de los medios masivos, de las radios y los programas más populares, lo cual fue muy emocionante. Acá las radios masivas son más conservadoras, les cuesta abrir el abanico y difundir música distinta a la que tienen en su target”, observó.

   El Chávez trabajó como productor de Gustavo Cordera, Kapanga y Fidel Nadal, y asegura que, más allá de la cumbia electrónica, tiene afinidad con el circuito del rock. “Nosotros tocamos en lugares de rock, pero en eventos más de fiesta. Con la cumbia tengo un coqueteo, pero el único contacto real es con los chicos de La Liga, que grabaron en mi nuevo disco. Con el circuito de la cumbia no tengo nada que ver. La cumbia es muy cerrada y responde a ciertos estereotipos. Lo divertido de este proyecto es tener un patita en cada lugar, no pertenecer a ningún género, y tratar de inventar un camino propio. De eso se trata mi música”, explicó.

Vamos para México. La semana que viene verá la luz el video de “El subidón”, el primer corte de “Brooklin Güiros”, y a mediados de diciembre se editará el disco en formato físico (ahora sólo está disponible en Internet). En marzo El Chávez volverá a México, un viaje que lo entusiasma tanto como su nuevo CD. “Vamos a estar en un festival muy grande, pero no lo podemos adelantar porque todavía no está confirmada la grilla. Es un honor haber sido convocados y creo que vamos a saltar varios casilleros tocando ahí”, anticipó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS