Edición Impresa

Tratan de recuperar otros tres cuerpos

Apegadas al protocolo de emergencia vigente, provincia y municipio confirmaron, al cierre de esta edición de La Capital, once personas muertas (notificadas con nombre y apellido), diez en...

Viernes 09 de Agosto de 2013

Apegadas al protocolo de emergencia vigente, provincia y municipio confirmaron, al cierre de esta edición de La Capital, once personas muertas (notificadas con nombre y apellido), diez en condición de desaparecidas y trece las que recibirán el alta médica en las próximas horas como consecuencia de la explosión —tras un escape de gas— registrada el martes pasado en el edificio de Salta 2141, el peor desastre en la historia de Rosario. También se trabajaba entre los escombros para acceder a otros tres cuerpos sin vida. Luego de enfatizar que la prioridad es hallar a los ausentes, el gobernador Antonio Bonfatti y la intendenta Mónica Fein ratificaron la vigencia de los créditos para refacciones y compra de vivienda anunciados un día antes en la ciudad por la presidenta Cristina Kirchner y lanzaron subsidios para los residentes en la estructura siniestrada y préstamos para adquirir enseres. La Justicia, paralelamente, reforzó su avance sobre la responsabilidad de la distribuidora Litoral Gas en la catástrofe, al tiempo que retiró la válvula que estaba averiada y por la cual consorcio había contratado al gasista que, al momento del estallido, trabajaba en el lugar.

En medio de la angustia de familiares que buscan a sus seres queridos y la incesante tarea de los rescatistas, al caer la tarde se notificaron diez muertos identificados. Casi al mismo tiempo, el jefe del grupo de Bomberos de la Policía Federal (que trabaja en la zona del desastre), Angel Poidomani, admitió la localización de tres cadáveres, a los que trataban de retirar de entre los escombros. Pocas horas después, las autoridades identificaron la nueva víctima fatal: Soledad Medina, de 31 años.

Los vecinos de Salta, entre Oroño y Balcarce, podrán ingresar hoy a sus casas con autorización para no correr riesgos y sólo podrán retirar pertenencias ligeras, siempre bajo supervisión. Miguel, uno de ellos (vive frente a la estructura colapsada), fue contundente y desgarrador: "Es una carnicería. No se puede morir por el descontrol".

"El trabajo en el lugar es quirúrgico y lleva mucho tiempo. Es un panorama parecido o similar al que vivimos en la Embajada de Israel o en la Amia", reconoció —a su turno— Poidomani. Sobre el derrumbe de la torre de nueve pisos ocurrida el martes, a las 9.40, el ingeniero mecánico Jorge Adué advirtió que "la explosión fue equivalente a una bomba más poderosa" que la del atentado a la mutual judía.

Para el juez Juan Carlos Curto, Litoral Gas (que reconoció haber inspeccionado el edificio cuatro días antes de la tragedia) "es un actor principal de los hechos". Cerca del mediodía, el magistrado, junto al fiscal de Cámara Guillermo Camporini, recorrió la zona del siniestro. Una vez que tomó las muestras necesarias, dispuso que los rescatistas continuaran con las actividades.

También confirmó que los dos detenidos, el gasista Carlos García y su ayudante, pueden ser excarcelados en las próximas horas. A su vez, la fiscal Graciela Argüelles señaló que "hay muchos actores involucrados" en la causa. Curto, además, ordenó revisar las cámaras seguridad de los lugares donde la madre de Santiago Laguía (desaparecido desde el martes) manifestó que lo vieron tras la deflagración.

El gobernador Antonio Bonfatti, por su parte, dijo que "la mayor preocupación son las personas que aún faltan encontrar". En plena tarea de búsqueda, dos rescatistas hallaron dinero en efectivo (7.500 pesos y mil dólares) y lo pusieron a disposición de la causa. En tanto, una mujer residente en la zona entró en shock dos días después y fue internada.

Acerca de los damnificados, el senador nacional Rubén Giustiniani presentó un proyecto que impulsa la creación de un fondo especial para la reparación y asistencia". Y el presidente de la Cámara de Diputados provincial, Luis Rubeo, hizo lo propio para que se suspenda la emisión y el cobro del impuesto inmobiliario y de los servicios de electricidad y agua potable hasta que los inmuebles afectados por la explosión vuelvan a estar en condiciones.

Entre actividades de reflexión y movidas solidarias, diez escuelas evacuadas tras el siniestro retomaron su tarea Los comercios gastronómicos cercanos a Salta y Oroño cerrarán hoy sus puertas y el fin de semana, desde la 1.30, mientras que los locales bailables no abrirán.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS