Edición Impresa

Trasladaron a cinco presos de la comisaría 24ª tras un tenso motín

Tarde complicada en la seccional de Granadero Baigorria. Los detenidos prendieron fuego a los colchones y elevaron una lista de reclamos. No hubo lesionados.  

Sábado 16 de Febrero de 2013

Cinco de los 22 detenidos que estaban la tarde de ayer en la seccional 24ª de Granadero Baigorria fueron trasladados a otras dependencias policiales después de un motín que se extendió a lo largo de varias horas y una tensa negociación que terminó a la caída del sol. El hecho, que fue originado por "un problema entre los reclusos", según fuentes oficiales, y en "el maltrato que reciben del comisario", de acuerdo a lo dicho por familiares de los detenidos, es el tercero que se vive en comisarías de la Unidad Regional II desde comienzo de año (ver aparte).

Todo se desató a las 14 cuando "hubo una pelea en el penal después de que un preso le robó la ropa a otro", según contó el comisario Daniel Corbellini, jefe de Orden Público de la policía rosarina. Cuando los policías de la guardia quisieron intervenir en la reyerta, la situación se salió de cauce y los reclusos sacaron colchones a un patio común y le prendieron fuego originando una densa columna de humo.

Por entonces, desde la seccional se dio aviso a Jefatura y en poco tiempo llegaron al lugar dos dotaciones de bomberos que pudieron controlar el fuego y efectivos del Cuerpo Guardia de Infantería que rápidamente rodearon la manzana y ocuparon los techos de la comisaría para evitar todo intento de fuga.

Demandas. "Los muchachos están pidiendo que vengan los organismos de Derechos Humanos (por la Coordinadora de Trabajo Carcelario-CTC) y que se vaya el comisario (Luis Maldonado)", contó el padre de uno de los presos después de haber ingresado al penal a dialogar con los presos como mediador y que trató de calmar a los numerosos familiares que se congregaron en la puerta de la seccional y que se angustiaron al escuchar los gritos que llegaban desde el interior y no recibir ningún tipo de información oficial.

Lilian Echegoy, representante de la CTC, dijo que "la protesta no deja de ser un reclamo más originado en la cuestión estructural que se vive en las comisarías de Rosario con la superpoblación de internos y las malas condiciones de las dependencias". En ese sentido, sostuvo que "a pedido de los internos elaboramos una lista de reclamos que se elevará a las autoridades para que den una rápida solución".

En cuanto a cuáles fueron las demandas precisas, Echegoy contó que "tienen que ver con el trato que reciben las visitas, para lo que pidieron que se establezcan reglas claras; la mala condición en la que reciben la comida y la pésima situación de habitabilidad del penal en el cual hay humedad, agua en el piso y no tienen luz".

Al respecto, el comisario Corbellini explicó que "en cuanto a los horarios y las requisas de las visitas hay un protocolo que debe cumplirse en todas las dependencias policiales y que si en esta comisaría (la 24ª) no se ha cumplido como dicen los detenidos, se tendrá que investigar para deslindar responsabilidades".

Todo volvió a la calma pasadas las 18 cuando desde la seccional de Granadero Baigorria, y con la supervisión de la CTC, se realizaron los cinco traslados pedidos por los internos. "Lo dijimos hace un mes cuando fue el motín en la comisaría 5ª y lo repetimos ahora. Esta situación se va a repetir en otras dependencias mientras no se solucionen los problemas de fondo, mientras no se resuelvan cuestiones estructurales y mientras siga habiendo presos en lugares que no están preparados para albergarlos", explicó finalmente Echegoy.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS