Edición Impresa

Trasladan a Gran Bretaña a la niña baleada por los talibanes

Malala Yousafzai, la niña de 14 años a la que los talibanes dispararon en la cabeza en Pakistán por defender el derecho de las mujeres a ir a la escuela, fue trasladada en avión al Reino Unido para recibir tratamiento...

Martes 16 de Octubre de 2012

Islamabad. — Malala Yousafzai, la niña de 14 años a la que los talibanes dispararon en la cabeza en Pakistán por defender el derecho de las mujeres a ir a la escuela, fue trasladada en avión al Reino Unido para recibir tratamiento en un centro médico especializado.

Los médicos paquistaníes recomendaron llevarla a una institución británica especializada en heridos graves, porque coinciden en que necesitará un tratamiento prolongado por "las secuelas físicas y psicológicas" del ataque. Malala, de 14 años, fue trasladada en un avión ambulancia que habían puesto a su disposición los Emiratos Arabes Unidos. El gobierno paquistaní se hará cargo de los costos de transporte y cuidados.

La joven activista, cuyo caso desató estupor en Pakistán y todo el mundo, recibió un disparo en la cabeza y otro en el cuello la semana pasada, cuando regresaba a su casa en la localidad de Mingora, en el norteño valle de Swat. Antes del ataque ya era conocida en Pakistán por su desafío a los talibanes sobre los derechos de las mujeres.

La niña comenzó ayer a ser tratada en una unidad especializada en traumas, en el hospital Queen Elizabeth de Brirmingham, donde fue internada apenas llegó al país. Se trata de una institución inaugurada en 2010 en la que suele tratarse a soldados británicos heridos y a víctimas de accidentes de tránsito con daños neurológicos y de la columna vertebral. La menor fue antes operada en Peshawar para que le fuese extraída una bala alojada cerca de la columna. Un portavoz paquistaní señaló que necesitará cirugía reparadora de los huesos dañados en el cráneo y rehabilitación a largo plazo. Pese a esto, los médicos paquistaníes que la trataron se manifestaron optimistas por su "lenta pero constante" recuperación.

El brutal ataque de los talibanes, que niegan de plano el derecho de las mujeres al estudio, conmovió a Pakistán y a otros países islámicos de la región, donde se realizaron marchas de repudio contra la agresión de la niña. Pakistán es la cuna del movimiento talibán, que gobernó el vecino Afganistán hasta que fue derrocado por la invasión de EEUU a fines de 2001. Los talibanes se formaron en las madrassas, las escuelas coránicas paquistaníes, conocidas por su extremo dogmatismo.

El ministro de Exteriores británico, William Hague, dijo que Malala es "un ejemplo y una inspiración para todos los jóvenes. Fue un ataque cobarde contra ella y sus compañeras de colegio, en represalia por su campaña por el acceso a la educación de las niñas". La joven y dos de sus compañeras fueron atacadas el martes pasado en Mingora, en el valle de Swat, donde residían. Pese a las numerosas amenazas de los extremistas islámicos, Malala llevaba años defendiendo el derecho de las niñas a ir a la escuela y recibió por eso el premio de la paz de su país. La niña escribe desde hace varios años en blogs de la BBC británica, en los que describe las atrocidades de los talibanes. Los militares retomaron el control del valle de Swat y distritos aledaños en 2009 tras una amplia ofensiva contra los talibanes, que lo dominaron durante muchos años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario