Edición Impresa

Tras 16 años, la polémica Playa Juramento se prepara para abrir

La cochera que más escándalos, polémica, cruces políticos y hasta juicios generó en su momento en Rosario, la Playa Juramento, podrá abrir finalmente sus puertas en un emplazamiento...

Viernes 17 de Enero de 2014

La cochera que más escándalos, polémica, cruces políticos y hasta juicios generó en su momento en Rosario, la Playa Juramento, podrá abrir finalmente sus puertas en un emplazamiento clave de la ciudad, la plaza 25 de Mayo. Para poder hacerlo, su propietario, Antonio Pergomet, debió encarar ya una serie de obras para que el estacionamiento garantizara la continuidad del frente urbano y la articulación con los edificios linderos, entre ellos nada menos que el emblemático Correo Central. Hoy el sitio se encuentra vallado, en plena ejecución, y por arriba de los tabiques ya asoma la nueva fachada, con la altura y los volúmenes acordes a la normativa vigente. Y si bien aún no fueron solicitados el final de obra ni el permiso de habilitación, todo parece allanado esta vez ante el municipio. Según afirmaron desde la propia constructora Pergomet, la expectativa es abrir la cochera al público durante este primer trimestre.

Lo que periodísticamente se bautizó como el "affaire" de la Playa Juramento comenzó en 1997, siendo intendente Hermes Binner. El conflicto involucró y les costó el puesto a funcionarios —desplazados ante la sospecha de tráfico de influencias y coimas, pero absueltos judicialmente después—, generó un escándalo de proporciones e incluyó denuncias cruzadas entre el municipio y Pergomet.

Once años más tarde, la Cámara Contencioso-Administrativa terminó fallando contra la Intendencia y ordenó que le pagara al empresario la suma de 172 mil pesos, monto que se estimó había invertido Pergomet en la construcción de la playa de estacionamiento de Córdoba al 700. Que nunca fue habilitada y permaneció, cerrada y vacía, durante 16 años.

El enclave del estacionamiento no es cualquiera: se encuentra en corazón mismo del casco histórico de la ciudad, exactamente en el solar que hasta un año antes del escándalo había ocupado la casa Tiscornia, de valor patrimonial, cuya demolición de hecho formó parte del conflicto y la polémica.

Se va la segunda. El expediente para volver a la carga con la apertura de la Playa Juramento fue presentado el 4 de octubre de 2012 ante la Secretaría de Planeamiento municipal. De allí pasó al Programa de Preservación y Rehabilitación del Patrimonio, que debía darle el okey a un trámite que la titular del área, María Laura Fernández, definió entonces como "ordinario".

Tras sortear ese paso, y ya con dictamen favorable de Asuntos Jurídicos, el expediente pasó a la Dirección de Obras Particulares, que le otorgó el correspondiente permiso de edificación, confirmó ayer la responsable de área, María Cristina Funes. La funcionaria sostuvo, sin embargo, que aún no fue solicitado el final de obra.

Por su parte, el director de Habilitación de Industrias, Comercios y Servicios, Rodrigo Gutiérrez, dijo que tampoco se había presentado aún un pedido de habilitación del lugar.

Desde la propia constructora se encargaron después de aclarar que aún falta un poco para solicitar el final de obra.

"A veces los últimos detalles son los que llevan tiempo", dijeron, aunque la expectativa en firme es lograr que finalmente se habilite la cochera durante este primer trimestre del año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS